(semisquare-x3)
En la foto, destrozos del huracán Michael a su paso por Mexico Beach, Florida. (AP)

Miami - Un bombero que se encontraba realizando labores de desescombro con un tractor en la zona del noroeste de Florida destrozada por el paso huracán Michael murió este jueves al caerle un árbol encima, informaron hoy fuentes policiales.

La oficina del alguacil del condado Gulf (noroeste de Florida), uno de los más afectados por el ciclón, informó hoy en las redes sociales de la muerte de Brad Price, de 49 años, auxiliar médico y coordinador de bomberos del condado de Gulf.

En el Centro de Operaciones de Emergencia de ese condado se guardó hoy un minuto de silencio en memoria de Price, quien falleció tras caer un árbol sobre el tractor que manejaba mientras ayudaba en las labores de limpieza y desescombro.

"Estamos desolados al informar de la pérdida de uno de los nuestros", señaló la oficina del alguacil Mike Harrison en Twitter.

Al no existir todavía un recuento oficial de víctimas por el paso de Michael, los medios elaboran las suyas en base a sus propias informaciones.

A día de hoy, según el canal de noticias Local 10 de Miami y otros medios, se han producido al menos 34 muertes a consecuencia de Michael, 24 de ellas en el noroeste de Florida y el resto en Georgia, las Carolinas y Virginia, por donde el ciclón pasó la semana pasada antes de llegar al Atlántico, donde se disipó.

Según Local 10, en el traslado del cadáver a la oficina del forense, efectivos de los bomberos utilizaron una bandera de Estados Unidos para envolver el cuerpo de Price y agentes del orden público y otros cuerpos rindieron honores al fallecido.

"En nombre de todos los bomberos y personas del servicio de emergencia del condado de Gulf expresamos nuestro amor y dolor a toda la familia y amigos de Brad, y rezamos por todos ellos", indicó en un comunicado el cuerpo de bomberos y servicios de emergencia de este condado.

Miles de personas siguen aún sin electricidad, agua y teléfono y se registras largas colas y esperas de horas para repostar en las gasolineras del "Panhandle", como se conoce la zona por donde Michael entró a Estados Unidos el miércoles 10 de octubre, con vientos de 155 millas por hora (250 kilómetros por hora).

En algunos puntos, el nivel mar llegó a subir 14 pies (4.2 metros) cuando pasó el huracán.


💬Ver 0 comentarios