Un árbol obstruye el tránsito en una carretera de Ponce.
Un árbol obstruye el tránsito en una carretera de Ponce. (Ramón “Tonito” Zayas)

Nota del editor: Te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

Preliminarmente, unas 906 personas fueron evacuadas, desalojadas o rescatadas por la Guardia Nacional desde que comenzaron los estragos producto del huracán Fiona, según reveló el ayudante general de ese cuerpo militar, el general José Juan Reyes.

Advirtió que la cifra sigue en ascenso mientras se contabilizan las personas afectadas y continúan las inundaciones por toda la isla.

“Creo que la zona más afectada –sobre todo con los vientos– fue la región sur. Lo que es desde Ponce hasta Cabo Rojo los vientos impactaron dramáticamente. Hay muchos árboles caídos, calles obstruidas. Lo que es la montaña, Jayuya y Utuado, el impacto de las lluvias y los ríos… En Utuado colapsó un puente y hay un segundo con daño significativo”, apuntó el general, quien luego proveyó un listado que da cuenta de tres puentes afectados en Utuado y otro en Jayuya.

“En Toa Baja las inundaciones no son tan dramáticas como en (el huracán) María, pero el pueblo cogió mucha agua. Salinas yo creo que fue el mayor de los retos porque el río se desbordó y el desalojo fue un proyecto grande en toda la noche”, agregó en entrevista con El Nuevo Día.

Los documentos provistos por Reyes muestran que no solo tuvieron que evacuar personas, sino que también la Guardia Nacional debió recuperar vehículos arrastrados por las lluvias o las corrientes de los cuerpos de agua, y ayudar con las inundaciones de residencias. Además, en varias instancias los residentes de municipios de Cayey, Santa Isabel, Toa Baja, Loíza y Salinas rechazaban abandonar sus residencias.

“Salinas fue un gran reto para desalojar a las personas. Estuvimos hasta horita, hasta las 5 y pico de la mañana. Toa Baja fue un gran reto. El agua ya estaba metida en el pueblo de Toa Baja y nosotros estábamos con el alcalde allí hasta tarde en la noche y la gente no quería salir. Uno que otro salía”, describió el general.

“En Loíza también tuvimos grandes retos porque la gente no quería salir y cuando se abren las compuertas de Carraízo es un gran peligro”, agregó.

Actualmente, agregó Reyes, se mantienen en alerta recibiendo llamadas de los alcaldes para atender emergencias.

“Estamos limpiando carreteras esta mañana en Cayey. Estamos abriendo caminos de Utuado hacia Jayuya. Está cerrada esa carretera (PR-123) que va de Utuado hacia Jayuya. Estamos en Yauco, en Sabana Grande”, sostuvo.

“Yo visualizo que el resto de la semana estaremos apoyando al DTOP (Departamento de Transportación y Obras Públicas) y a los municipios en la limpieza de carreteras”, indicó Reyes.

💬Ver comentarios