El portavoz de la mayoría en la Cámara, Ángel Matos García, en la foto de archivo, conversa con el portavoz novoprogresista en la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez.
El portavoz de la mayoría en la Cámara, Ángel Matos García, en la foto de archivo, conversa con el portavoz novoprogresista en la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez. (Xavier J. Araújo Berríos)

El portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Ángel Matos García, adelantó que el cuerpo pudiera llevar hoy, martes, a votación la reconsideración de la medida que eleva el mínimo salarial en el sector público, sujeto a que se consiga el apoyo necesario dentro de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Tuvimos un caucus esta mañana (y) nuestra intención es bajar a votación el proyecto del aumento al salario mínimo. Lo que no está muy claro todavía es cuál es la posición del PNP”, sostuvo el portavoz popular.

En la sesión de ayer en el Senado se logró alcanzar los 18 votos para derrotar el veto del gobernador Pedro Pierluisi a la medida que propone incrementar de inmediato a $8.50 la hora el salario mínimo de los empleados de la rama ejecutiva. El sueldo base se elevaría por segunda ocasión en julio de 2023, a $9.50, mientras que un tercer incremento, a $10.50, se ejecutaría en julio de 2024, sujeto al análisis de la Comisión Evaluadora del Salario Mínimo.

Para que el Senado lograra reconsiderar el proyecto fue necesario el voto afirmativo del legislador William Villafañe, el único novoprogresista que optó por desafiar el veto ejecutivo.

En la Cámara, en tanto, sería necesario que al menos cuatro de los 21 representantes del PNP voten a favor del Proyecto del Senado (PS) 563, que en primera instancia fue aprobado sin oposición en ambos cuerpos.

Al momento de publicación, no había sido posible obtener una reacción del portavoz penepé en la Cámara baja, Carlos “Johnny” Méndez.

“No vamos a llevar a votación algo a sabiendas de que se va a colgar. A mí no me consta en lo que va de mañana (si habría votos suficientes). Sé que se han dado reuniones en lo que va de mañana. La mañana está activa aquí”, dijo Matos García.

En una rueda de prensa esta mañana, el primer ejecutivo hizo un llamado a los representantes a abstenerse del intento de ir por encima del veto como sus contrapartes senatoriales.

“Espero que en la Cámara no ocurra lo mismo. Que respeten la decisión que tomé en vista de que tenemos una revisión en curso del plan de retribución en todas las agencias del gobierno central y en la gran mayoría de las corporaciones públicas. Eso ya la Junta (de Supervisión Fiscal, JSF) le ha dado paso a eso. Ha sido un gran esfuerzo”, sostuvo Pierluisi.

Al vetar el PS 563, Pierluisi recalcó que la legislación “obvia” el desarrollo del plan de clasificación y retribución uniforme que elabora la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (Oatrh). El plan abarca a unas 67 agencias y cerca de 45,000 empleados, según la jefa de Oatrh, Zahira Maldonado Molina.

Pierluisi, asimismo, subrayó que la JSF probablemente impugnaría la medida si se convirtiera en ley.

Matos García, aunque reconoció que para la JSF un incremento en gastos de “un centavo” resulta “significativo”, afirmó que anteriormente el gobierno se las ha arreglado para conceder aumentos a empleados públicos en sectores como la salud, la seguridad y la educación.

“No debería pesar porque no es la primera vez que hemos logrado dar aumentos al sector público o privado. Yo creo que van de la mano los planes de reorganización del gobierno. […] Yo te garantizo que cuando la Junta haga ese ejercicio más allá de escritorio, sino con documentos de (Oatrh), como Dios manda, se van a dar cuenta que no tiene un impacto significativo. Lo que pasa es que para la Junta, en términos aritméticos, hasta un centavo es un factor”, sostuvo el representante.

El senador Juan Zaragoza, presidente de la Comisión de Hacienda en ese cuerpo, estimó que el impacto fiscal del aumento a $8.50 sería de poco más de $5 millones a lo largo de un año fiscal. De cara al segundo incremento, el impacto sería mayor, de entre $25 millones a $30 millones, según Zaragoza, quien criticó la falta de cooperación de la Oatrh en el proceso de evaluación del PS 563.

Un análisis de este medio, producto de los datos suministrados por ocho de las 10 agencias con más empleados, concluyó que el 5.3% de los trabajadores cobra actualmente menos de $8.50 la hora, mientras el 3.6% devenga entre $8.50 y $9.49.

💬Ver comentarios