(horizontal-x3)
Planta de Tratamiento para las Cenizas de la compañía AES. (El Nuevo Día / Xavier Garcia )

La empresa AES Puerto Rico sería multada hasta por $75,000 por desacatar la orden de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) de cubrir el material a la intemperie en su planta, en Guayama, durante el paso del huracán Irma.

Tras hacer ayer la advertencia, la presidenta de la JCA, Tania Vázquez, informó que este lunes habrá una reunión para determinar finalmente a cuánto ascenderá la multa a AES Puerto Rico, que genera el 17% de la electricidad del país quemando carbón.

“Ellos (AES Puerto Rico) no tomaron las medidas de protección de lo que es el material acumulado”, dijo Vázquez a El Nuevo Día, en referencia al carbón y cenizas –en su forma conocida como “Agremax”– que forman dos pilas en la planta.

“Nos dijeron claramente que no lo iban a hacer. Ellos incumplieron la orden de la JCA y se les impondrán multas”, agregó.

El pasado lunes, cuando las autoridades anticipaban que el huracán Irma causaría daños en la isla, la JCA ordenó a AES Puerto Rico, entre otras cosas, cubrir y proteger “todo material de residuos de combustión de carbón” a la intemperie en su planta, para evitar que se convirtiera en polvo fugitivo por el paso del viento. AES Puerto Rico debía asegurarse de que el material acumulado no fuera arrastrado por las escorrentías causadas por las lluvias.

Ese día, la JCA le impuso a AES Puerto Rico una primera multa de $25,000. La agencia advirtió que, si la empresa no tomaba las medidas preventivas ordenadas, le impondría multas adicionales de $25,000 diarios.

“Estamos hablando de unos tres días de multas. Nuestra orden era para que cubrieran el material acumulado, como parte de unas medidas preventivas, ante un fenómeno sin precedentes que venía para Puerto Rico, y no lo hicieron”, reiteró Vázquez.

El huracán Irma pasó el miércoles al norte-noreste de Puerto Rico, afectando principalmente la isla municipio de Culebra. Allí se registraron vientos sostenidos de 88 millas por hora y ráfagas de 113 millas por hora.

El jueves, AES Puerto Rico emitió un comunicado de prensa asegurando que sus instalaciones “aguantaron perfectamente el embate del huracán sin ningún tipo de daño”. Las pilas de carbón y “Agremax”, agregó la empresa, “como era de suponer, no han sufrido en absoluto y están intactas, sin haber emitido polvo fugitivo alguno”.

Cuestionada al respecto, Vázquez sostuvo que la orden de la JCA “era final”, por lo que AES Puerto Rico estaba obligada a acatarla. “Ellos dicen que tomaron algunas medidas y lo vamos a corroborar”, dijo.


💬Ver 0 comentarios