Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El director ejecutivo de AFI, Eduardo Rivera Cruz. (Juan Martínez)

En una cuenta olvidada en el US Bank, la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) encontró $21 millones que habían sobrado de una emisión de bonos realizada hace más de 11 años, dinero que será usado a partir de octubre para financiar proyectos en casi una treintena de municipios.

La lista final de las iniciativas que serán cubiertas con este fondo todavía no está lista, explicó el director ejecutivo de la corporación pública, Eduardo Rivera Cruz. Sin embargo, se contemplan unos 40 proyectos, la mayoría de repavimentación, bacheo y arreglo de carreteras municipales.

“No sabemos por qué no se usó ese dinero... Estábamos levantando cuanta piedra hay en Puerto Rico (buscando dinero) porque lo que queremos es mover la economía y ayudar a la mayor cantidad de municipios que podamos”, dijo Rivera Cruz en una entrevista.

Según el funcionario, los $21 millones “encontrados” no tienen restricciones mayores en su uso. La deuda usa como fuente de repago los fondos que recibe el gobierno de Puerto Rico por concepto de la devolución del arbitrio estadounidense al ron.

Rivera Cruz explicó que la selección de los proyectos se realiza  de modo que las obras no se concentren en el área metropolitana de San Juan, sino que haya iniciativas en cada una de las regiones del país. Para esta selección, cuentan con una lista de proyectos que los alcaldes han impulsado para sus respectivos municipios. De ahí, explicó Rivera Cruz, se están sacando aquellas obras que se estimen con mayor impacto social o económico y que requieran una inversión razonable dentro de los límites que tiene el gobierno.

“Hay proyectos en Mayagüez, Barceloneta, Moca, Naranjito, Yauco… vamos a estar haciendo proyectos alrededor de la isla”, sostuvo.

Explicó que para  octubre sacarán las primeras subastas de proyectos que implican mantenimiento o construcciones menores, como la repavimentación de calles y la rehabilitación de encintados. Posteriormente, ya para  noviembre y diciembre, estarán licitando aquellas iniciativas que requieran preparaciones más complejas o que impliquen algún tipo de diseño técnico.

El funcionario indicó, por ejemplo, que en la comunidad Pajita Falcón en Aguas Buenas establecerán un nuevo sistema de acueductos con bombeo eléctrico, que resolverá el problema de abastos de agua que sufren las 55 familias del sector. Rivera Cruz explicó que en la actualidad esta comunidad es servida por camiones cisternas.

Por otro lado, en la comunidad Canto Marino en Manatí, se pavimentarán caminos que, hasta ahora, son en tierra. Como parte de esta iniciativa, se reubicarán  postes de alumbrado público. En este caso, el proyecto tiene el potencial de mejorar la calidad de vida de unas 189 familias, dijo el funcionario.

“Son proyectos críticos y necesarios. Ya nosotros comenzamos a hacer las reuniones con los alcaldes para validar estos proyectos, que nacen de las peticiones de los mismos alcaldes. La mayoría son de repavimentación debido a que las carreteras están en tan malas condiciones… Otros son arreglos o construcciones de muros por deslizamientos de terrenos”, dijo Rivera Cruz, al precisar que, en  dos semanas, deberán tener una lista final de las iniciativas que se llevarán a cabo.

El funcionario indicó que hay otras cuentas y algunos fondos que se están mirando para desarrollar proyectos adicionales que ayuden a poner la infraestructura de Puerto Rico al día. Indicó, por ejemplo, que los $9 millones que se usaron para preparar las escuelas que recibirían a los estudiantes desplazados por el cierre de planteles, provinieron de una asignación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y de los sobrantes de unas emisiones de bonos que había hecho la Autoridad de Edificios Públicos.


💬Ver 0 comentarios