Estructuras afectadas en el sector La Boca, en Barceloneta. (GFR Media)

Barceloneta - La alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler Rosario, dijo, hoy, sentirse frustrada porque a dos años del huracán María, los residentes del sector La Boca no han sido reubicados a pesar del riesgo que corren por el  severo problema de erosión costera en el lugar.

En esa comunidad residen cerca de 10 familias- con individuos de diferentes edades- cuyas residencias sufrieron daños estructurales debido al oleaje provocado por el huracán María, en 2017, y a la histórica marejada de marzo de 2018.

“¿Cómo se pudieron haber sentido esos residentes de La Boca ayer (el lunes en la noche) con ese sismo que todos sentimos? Si ya ellos están sufriendo la erosión, si sus casitas se le partieron”, señaló la alcaldesa, quien estaba pendiente al efecto de oleaje o marejadas que pudiese provocar en el área el paso de la tormenta Karen por la isla.

La ejecutiva municipal indicó que su frustración estriba en que la comunidad ha recibido la visitas de senadores y representantes del distrito así como de funcionarios del Departamento de la Vivienda y de La Fortaleza sin que la situación se resuelva.

“Hemos tocado todas las puertas habidas y por haber y en todos los tonos”, comentó la alcaldesa. “Hemos suplicado que tomen en consideración a los residentes de la comunidad La Boca, que son personas de escasos recursos, que son personas que no tienen las herramientas para seguir adelante si no les damos la mano”, agregó.

Soler Rosario exhortó a la gobernadora Wanda Vázquez a atender este asunto como uno prioritario.

“Yo lo que quiero es que unamos voluntades”, expresó Soler Rosario al explicar que el municipio siente su obligación de aportar para reubicar a estas familias, pero que necesita también asignaciones del ejecutivo y del legislativo.


💬Ver 0 comentarios