La preocupación se le llevó a la exdirectora de Ases antes de su renuncia. (GFR Media)

Durante los últimos nueve meses los proveedores que le dan servicio a asegurados de la Reforma de Salud han enfrentado múltiples problemas de pago, situación que ahora se recrudece con la incertidumbre de si el gobierno federal aprobará o no una nueva partida de fondos para seguir alimentando al Plan de Salud del Gobierno (PSG).

“Tenemos problemas de pago. Hace meses que no pagan. Prácticamente son las cinco aseguradoras (que administran la Reforma)”, denunció Ramón Nieves, de la Cooperativa de Dueños de Laboratorios, quien resaltó que los problemas se remontan al inicio del Plan de Salud Vital, en noviembre pasado.

Las cinco aseguradoras contratadas por el gobierno para administrar el Plan de Salud Vital son: MMM, Plan de Salud Menonita, Molina Healthcare, First Medical y Triple-S.

Como ejemplo Nieves mencionó que algunas de las aseguradoras están exigiendo referidos de los médicos primarios para poder aprobar la factura por el servicio al paciente. De no cumplir con este requisito, el servicio facturado es denegado, aseguró.

Se supone que no hayan referidos, ni tampoco redes preferidas de proveedores porque (con el Plan de Salud Vital) Puerto Rico se abrió a una sola red”, dijo.

Según informó, esta preocupación se le llevó a la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila, en una reunión que tuvieron con ella justo el día antes de su renuncia, el mes pasado.

De acuerdo con Nieves, esta situación, junto a la incógnita del flujo de fondos federales al programa Medicaid de Puerto Rico, podría provocar que los proveedores dejen de recibir pacientes de la Reforma.

“Es una situación bien terrible. Confío en que no se afecte el pueblo”, dijo.

La licenciada Alba Rivera, de la Asociación de Laboratorios Clínicos, coincidió al resaltar los problemas de pago que este sector de la salud ha enfrentado por rechazos de las aseguradoras a facturas sin referidos de médicos primarios.

Además, advirtió que reina la preocupación de si los fondos federales al programa local de Medicaid no se asignen a tiempo para asegurar la continuidad de los servicios.

“Desde que empezó (el Plan de Salud) Vital el gobierno está diciendo que no es verdad (los problemas de pago), pero está ampliamente documentado”, comentó, por su parte, el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

Según el galeno, no es suficiente con que se resuelvan los casos que el Colegio le refiere a la ASES.

“Es que los pagos deben fluir sin problemas, así como a las aseguradoras les llegan los días primeros (los pagos del gobierno por administrar la Reforma)”, dijo.

Agregó que los problemas de pago se recrudecen con “excusas” de las compañías aseguradoras amparándose en errores en los códigos de facturación.

Jaime Plá, de la Asociación de Hospitales, advirtió que todavía hay proveedores que no han sido remunerados por servicios brindados a pacientes durante el período de transición al Plan de Salud Vital que comenzó en noviembre del año pasado.

“También algunos están teniendo problemas con que les paguen a tiempo”, sostuvo.

De acuerdo con José Sánchez, de la Asociación de Laboratorios Clínicos, varias aseguradoras han establecido nuevas políticas de pagos que resultan en una reducción en los reembolsos a proveedores.

“El Comisionado de Seguros se niega en atender estas querellas. Dice que no tiene jurisdicción”, dijo al afirmar que los atrasos en los pagos a proveedores incumplen con la Ley de Pronto Pago.

Mientras tanto, a nivel de las farmacias no parece haber problemas de pagos en el servicio a asegurados de la Reforma de Salud.

“Estamos dentro de lo que llamamos normal”, aseguró Elda Sierra, presidenta de Coopharma.

“Los ciclos de pago han continuado sin problemas”, comentó, por su parte, Linda Ayala, de la Asociación de Farmacias de Comunidad.

La Cámara de Representantes investiga actualmente denuncias de proveedores sobre problemas de pagos desde la implantación del Plan de Salud Vital.


💬Ver 0 comentarios