Las negociaciones entre la corporación pública y estos empleados se agotaron, indicó el gerencial. (GFR Media)

Ante el aparente tranque en las negociaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sobre las condiciones de trabajo y beneficios económicos de los celadores de líneas, estos trabajadores han empezado a tomar una serie de acciones para mostrar su descontento, como negarse a trabajar horas extra.

Así lo informó un empleado gerencial de la corporación pública a quien no vamos a identificar. Este advirtió que esta semana, además, se comenzó a sentir el ausentismo de algunos celadores, aunque no al punto todavía de afectar operaciones.

“Están llevando un reclamo de aumento de salario a uno competitivo al nivel de Estados Unidos y se les está ofreciendo un 15% de aumento a los celadores del nivel 3 y 4 y de un 10% a los del nivel 1 y 2, pero ahora mismo se agotaron las negociaciones y decidieron que no van a trabajar horas extra y algunos están faltando”, dijo.

Según el gerencial, ante esta situación, si surge una avería o un trabajo que debe trabajarse fuera de horas laborables es que se afecta la operación.

“Se afecta el tiempo de respuesta a los clientes”, dijo al resaltar que el tiempo de horas extra comienza a partir de las 4:00 p.m.

Para atender situaciones que surjan fuera de horario regular de trabajo, explicó que se está recurriendo al uso de empleados gerenciales o de otros gremios fuera de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), como la Unión Insular de Trabajadores Industriales y Construcciones Eléctricas (Uitice).

El gerencial comentó que actualmente están corriendo dos escuelas de celadores -una en el Fuerte Allen, en Juana Díaz y otro en Palo Seco, en Cataño- donde se están adiestrando a 80 futuros celadores.


💬Ver 0 comentarios