El comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias, Carlos Acevedo. (Teresa Canino )

El comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo, aseguró hoy que el gobierno está listo para cualquier eventualidad que pueda ocurrir con motivo del paso cercano de la tormenta Dorian que se estima podría estar pasando, en su punto más cercano, a unas 100 millas al sur del país.

“Nosotros estamos mucho más preparados hoy que lo que estábamos para María”, señaló Acevedo.

Las expresiones de Acevedo se dieron justo antes de ingresar a una reunión que sostiene la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, con los jefes de agencia. Al cónclave que se celebra en La Fortaleza se vio llegar al jefe de la Policía, Henry Escalera; el secretario de Educación, Eligio Hernández; y al jefe del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez.

También participan del encuentro el titular de Vivienda, Fernando Gil Enseñat; el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras;  el jefe del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román; y el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Anthony Maceira, entre otros más.

Acevedo agregó que hay 360 refugios identificados alrededor de Puerto Rico. De estos, 123 tienen paneles solares y sobre 45 cuentan con sistemas de cisternas.

El listado de los refugios va a publicarse mañana en la página web del NMEAD, así como en el portal del Departamento de la Vivienda. Las personas que no tengan acceso a internet, pueden llamar al 3-1-1 para conocer cuál es el refugio más cercano.

Sin embargo, uno de los sectores más vulnerables, independientemente la intensidad o cercanía de Dorian son las cerca de 30,000 familias cuyas residencias siguen protegidas por toldos azules. Este grupo, dijo, tendrían prioridad en los refugios.

“Los municipios tienen el inventario de estas residencias. Debemos  recordar que los municipios son esa primera  línea de respuesta, que los municipios son los que tienen la responsabilidad  para mover a las personas a los refugios. La responsabilidad de nosotros es abrir los refugios a petición de los señores alcaldes”, abundó el funcionario.

“Si un alcalde tiene una persona que quiera refugiar por medida preventiva y él solicita la apertura de refugio, el refugio se va a abrir”, sostuvo.

Acevedo, quien reconoció que la atención y el mayor apoyo está sobre los municipios que componen el sur y suroeste del país, añadió que mañana realizarán un ejercicio de prueba con los sistemas de comunicación alterna que obtuvo el Negociado tras el paso del huracán María. Estos sistemas alternos evitarán, aseguró, que se interrumpa la comunicación entre las agencias de seguridad, como ocurrió durante María.  

“Como este sistema se espera más al sur de Puerto Rico, nos permite reposicionar los equipos hacia el sur”, señaló Acevedo.

Por su parte, el jefe de la Policía reconoció preocupación con algunos cuarteles de la Uniformada, como el de Comerío y Toa Baja, que están ubicados en zonas inundables. “Hemos identificado unos cuarteles que se inundan y tenemos ya un plan b donde vamos a mover esas operaciones para continuar trabajando”, dijo Escalera.

Aseguró que cuenta con el número de efectivos necesarios para atender la emergencia a pesar de la baja de efectivos que se ha registrado en los últimos años. Además de que cuentan con el apoyo de la Policía Municipal y de las agencias federales, de ser necesario.  

Mientras, el secretario de Salud no prevé problemas mayores con la disponibilidad de los hospitales y se mostró confiado en que ante la eventualidad de cualquier emergencia los mismos puedan mantener sus operaciones. 

Agregó que se entregaron a través de las instituciones médicas cerca de 200 unidades neveras con capacidad solar gracias a donativos de las organizaciones Direct Relief y el Proyecto. “Va a hacer posible que todas las medicinas y vacunas se puedan guardar y no pase lo que sucedió otra vez”, expresó Rodríguez.

El funcionario agregó que -gracias a la colaboración de la Asociación de Hospitales-  se logró que los hospitales tengan abastos de diésel para mantener el funcionamiento de los generadores y que no se interrumpa el servicio de electricidad.

“ASEM (Administración de Servicios Médicos de Puerto Rico o Centro Médico) tiene generadores nuevos que cualquier cosa que pase no vamos a tener el problema que tuvimos la otra vez”, puntualizó Rodríguez.

Ante la acumulación de cadáveres que se generó en los hospitales luego del impacto del huracán María -algunos de los cuales quedaron sin espacio en sus neveras para almacenar-, Rodríguez aseguró que la situación no debe repetirse, ya que los médicos recibieron un taller sobre cómo llenar los certificados de defunción y declarar las causas de muerte.

“Ahora el médico sí puede declarar (las causas de muerte)…y no tiene que ir a (Negociado de) Ciencias Forenses para una autopsia, puede ir directamente al funerario”, explicó.  


💬Ver 0 comentarios