El secretario de Educación, Eligio Hernández. (Ramón “Tonito” Zayas)

El secretario de Educación, Eligio Hernández, reveló este lunes que los fondos federales que debía recibir la agencia para este año fiscal en curso, ascendentes a $1,535 millones, están congelados y, por ende, el gobierno debe cubrir con fondos estatales cualquier gasto que, de ordinario, se pagaba con ese dinero.

“En este momento, los fondos federales asignados para el año fiscal 2020 no se pueden utilizar”, dijo el funcionario.

Dijo que la congelación del dinero federal es producto de las restricciones impuestas por el Departamento de Educación federal. La agencia exige que el Departamento de Educación tenga un síndico. El secretario ha recomendado como síndico a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

“Los fondos federales se van a poder estar utilizando una vez el síndico esté operando en Puerto Rico. Ahora mismo no hay fecha”, respondió el funcionario cuando El Nuevo Día preguntó hasta cuándo Educación no tendrá acceso a esos fondos federales.

Hernández rehusó hablar del por qué o lo que originó esa restricción. Se limitó a decir que la restricción es producto de “las condiciones especiales”, impuestas por el gobierno federal.

“Estamos todavía en conversaciones con ellos (Departamento de Educación federal). Ellos me han indicado que están en la mejor intención de colaborar con el sistema educativo de Puerto Rico a los fines de que los servicios directos a los estudiantes no sean afectados”, sostuvo.

“En estos momentos, hasta tanto no esté el síndico funcionando, nosotros no tenemos acceso a los fondos federales. Por lo tanto, tiene que haber una inversión adicional de fondos estatales para cubrir lo que nosotros podríamos estar cubriendo con fondos federales como tal. Por lo tanto, el ejercicio presupuestario de este año es único e irrepetible. Es la primera vez que ocurre”, abundó el secretario.

Las expresiones del secretario se produjeron a su salida de La Fortaleza tras sostener una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez Garced. Durante el cónclave se discutió la falta de fondos para el programa de Educación Especial.

“En las conversaciones que tuvimos va  a haber una evaluación total del Departamento de Educación como yo lo he indicado desde el día número uno. Va haber un componente que nos va a asistir en la evaluación del presupuesto tanto federal como estatal”, dijo Hernández.

A trabajar con reasignación de fondos

Precisó que actualmente el programa de Educación Especial, uno de los afectados con las restricciones federales, se nutrirá de $53 millones en fondos estatales, producto de una redistribución de partidas en el presupuesto ya asignado a Educación. El Programa de Educación Especial se quedó sin fondos, según trascendió hace una semana. Hernández no precisó si esa reasignación de fondos tiene el aval de la JSF.

Agregó que la reasignación de fondos permitirá que se continúe -durante esta año fiscal- con los servicios educativos en todas las escuelas para la población de Educación Especial. Pero queda desprovisto “el proceso de evaluaciones y terapias”, reconoció el secretario.

Educación había solicitado que la JSF proveyera acceso a la agencia a sobrantes presupuestarios de años anteriores ascendentes a $81 millones para subsanar la insuficiencia de fondos en el programa de Educación Especial.

A través de un tuit, el ente a cargo de las finanzas de la isla dejó saber que “del ajuste de $120 millones en Educación para este año fiscal, la agencia recortó $75.7 millones al programa de Educación Especial”. La cifra equivale a 63% del presupuesto.

“La JSF está en la mejor disposición de atender este problema, pero cualquier petición del Fndo General debe provenir del presupuesto vigente del departamento”, comunicó la JSF.   

Inicialmente, el gobierno había alegado que la Junta era la que había recortado los fondos a este programa. Luego, Hernández reconoció que la determinación la tomó la Oficina de Gerencia y Presupuesto, dependencia adscrita a la Oficina de la Gobernadora.


💬Ver 0 comentarios