Los aguaceros podrían generar, en mayores cantidades, para la zona metropolitana, el interior y oeste. (GFR Media)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) informó en la tarde de hoy, sábado, que la vaguada que se encuentra en niveles altos y medios de la atmósfera, en combinación con los efectos locales, ya ha generado entre dos a cuatro puldagas de acumulación de lluvia por lo que se ampliaron las advertencias de inundaciones repentinas a varios pueblos de la isla.

Los municipios de Humacao, Río Grande, Naguabo, Canóvanas permanecieron bajo advertencia de inundaciones hasta las 7:30 de la noche.

Los avisos previamente emitidos para Ciales, Florida, Barceloneta, Manatí, Arecibo, Trujillo Alto, San Juan, Guaynabo y Bayamón caducaron a las 6:30 de la tarde.

De igual manera, Corozal, Toa Alta y Naranjito se encontraban bajo advertencia hasta las 5:30 p.m., pero su aviso expiró.  

"El pronóstico que habíamos anticipado esta mañana se materializó. Ya hemos visto fuertes tronadas desde el interior y ahora se mueven al norte de la isla, incluyendo la zona metropolitana", informó Odalys Martínez, meteoróloga del SNM.

Precisamente, la agencia meteorológica emitió, desde el mediodía de hoy, una vigilancia de inundaciones repentinas  para toda la isla hasta mañana, en la tarde, por el riesgo de inundaciones urbanas que pueden generarse, mayormente, en la zona metropolitana, norte, interior y oeste de la isla. Las islas municipio de Vieques y Culebra no están incluidas en la vigilancia.

"Vamos a ver una merma en la actividad de lluvia a medida que se oculte el sol", añadió Martínez.

“El terreno está bien saturado. Durante el día de ayer, los estimados del radar desde el este hasta la zona indica que la acumulación de lluvia fue de una a cuatro pulgadas e incluye al interior y oeste”, indicó, por su parte, Emanuel Rodríguez, meteorólogo del SNM.

“Las inundaciones se pueden generar con más facilidad incluyendo deslizamientos de terreno y aumento súbito en los ríos”, añadió.

El meteorólogo explicó que la vaguada se combina con el calor y toda la humedad que hay en la zona por lo que la actividad de lluvia puede ser extensa.

“A eso hay que añadirle que el viento se mueve bien suave del este y por eso los aguaceros podrían permanecer más tiempo sobre tierra provocando inundaciones repentinas”, resaltó Rodríguez.

Entretanto, el SNM mantiene un riesgo moderado de corrientes marinas para toda la costa norte, por lo que exhortan a los bañistas a tomar en cuenta estas advertencias. El oleaje estará entre uno a cuatro pies mientras que el viento soplará de cinco a 10 nudos desde el este-sureste.

Mientras que en el Atlántico, el Centro Nacional de Huracanesy el SNM  informaron que se mantienen atentos al desarrollo de una onda tropical, identificada como el invest 94L y que cuenta con un 10 por ciento en 48 horas y 60 por ciento en cinco días.

“Como se encuentra demasiado lejos es muy pronto para anticipar el impacto que tendría en el caribe, pero de llegar sería a finales de la semana entrante”, aseveró Rodríguez.

“Importante recalcar que, de todas maneras, estamos en el pico de la temporada y debemos estar vigilantes a cualquier sistema que salga de África por lo que hay que tener sus  planes de contingencia en caso de que este u otro sistema se acerque a las costas de Puerto Rico”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios