Ana Irma Rivera Lassén, Esther Vicente y Rigel Lugo. (Teresa Canino )

Desde que se publicaron las primeras 11 páginas del chat que mantenía el exgobernador Ricardo Rosselló junto a un grupo de sus más cercanos colaboradores, fueron las mujeres quienes asumieron un rol protagónico, escenario al que se sumaron otras voces que tuvo su punto culminante con la renuncia del primer ejecutivo.

Ese rol protagónico fue, sin duda, uno de los detonantes para que las manifestaciones del verano del 2019 culminaran -en lo que para muchos ha sido en tiempo récord- en la renuncia de Rosselló, coincidió un grupo de mujeres que participaron hoy, jueves, del foro “El verano del ’19, comentarios desde la perspectiva de las mujeres”, como parte de una serie de intercambios que ha convocado por la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana para analizar los recientes eventos. 

“Hay que decir que fueron, definitivamente, las mujeres quienes establecieron que el chat era un tema importante, porque cuando apenas se habían filtrado 11 páginas del chat…ya las mujeres estaban enfrente de la lucha denunciando la misoginia de esas 11 páginas”, sostuvo la periodista Rigel Lugo del Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

Fue el CPI el que filtró las 889 páginas del chat. “La gente se tiró a la calle inmediatamente, pero sobre todo las mujeres se tiraron a la calle”, puntualizó.

Al papel jugado por las mujeres -que ya por años han tomado la calle en defensa de los derechos de la comunidad LGBTT, los negros y los niños, entre otros tantos sectores- se sumó el poder de convocatoria de los artistas del género urbano, la unión de los grupos sindicales, la creatividad de la protesta y la indignación que ya existía entre el pueblo por el manejo de la emergencia del huracán María.

A este panorama se añade que el documento confirmaba lo que parte del pueblo sospechaba, “la burla del gobierno a su gente”, dijo la expresidenta del Colegio de Abogados y Abogadas, Ana Irma Rivera Lassén. 

“La gente encontró en el chat las contestaciones, el por qué la situación de sus muertos, por qué en términos de la violencia contra la mujer no se estaba haciendo nada y la cuestión clasista que reflejaba el gobernante y sus amigos, ese boys club”, indicó Rivera Lassen.

En el chat de Telegram el exgobernador, junto a miembros del gabinete y asesores, hizo comentarios de corte machista y homofóbico y se burlaron del pueblo y hasta miembros de su propio partido.

Para Esther Vicente, catedrática de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, las mujeres siempre han tenido un rol protagónico en las protestas. Para ella la diferencia de esta protesta versus otras en el país, fue la diversidad de los participantes y el número de personas se vieron llamadas por el discurso.

“Se decían consignas que estamos acostumbradas a decir y nuevas, pero muchas veces no lográbamos convencer al gran público de que la lucha también se trataba de ellos y esta vez se logró…ver como el pueblo entendió, se enfureció ante lo que habíamos estado denunciando desde diferentes perspectivas…me pareció sumamente potente”, planteó Vicente.

También diferenció el hecho de que el llamado de los artistas, en esta ocasión, vino de figuras que atraen a la juventud y con una acogida y una proyección mundial, lo que describió como “determinante”, al igual que lo fue el uso de las redes sociales como medio de convocatoria.  

“El mensaje le llegó al gran público, al gran pueblo y eso es un aprendizaje enorme que debemos incorporar y analizar en nuestro hacer”, señaló Vicente.

“La gente llamaba desde sus esquinas, a quienes le rodean y se sentían convocados por sus amigos. Esto era un poco custom made“, añadió Lugo al agregar que los nuevos estilos de protesta ya venían “percolando”.

Lugo sostuvo que a nivel mundial las mujeres están cada vez más activas en la denuncia.  Destacó, además, el activismo y la persistencia de esos grupos que no abandonaron el área de La Forteza, que se convirtió en el centro de la lucha, hasta que se logró el cometida la noche del 24 de julio.

“La gente que estaba allí, en la calle, dejó claro que no se iban a ir hasta que se anunciara la salida y yo creo que eso, quizás, era inesperado”, puntualizó Lugo.


💬Ver 0 comentarios