El DTOP contrató a las compañías Thompson Consulting Services y Debris Tech para identificar qué árboles cortarán. (semisquare-x3)
El DTOP contrató a las compañías Thompson Consulting Services y Debris Tech para identificar qué árboles cortarán. (Gerald López Cepero)

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) defendieron esta mañana el plan de poda, corte y remoción de, al menos, 10,410 árboles en las servidumbres de las carreteras del país.

A través de un comunicado de prensa conjunto, la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, y su homólogo en el DTOP, Carlos Contreras, indicaron que los trabajos son planificados y cuentan con la asesoría de especialistas en reforestación y siembra.

Según Contreras, aunque hay 10,410 árboles identificados a lo largo y ancho de la isla, “no todos serán cortados, sino que la mayoría de ellos serán podados o sus ramas removidas para las obras en las vías”.

Añadió que, debido a los huracanes Irma y María y eventos de lluvia subsiguientes, los árboles y sus ramas sufrieron daños, lo que afectó, a su vez, líneas eléctricas e infraestructura vial.

Aunque las brigadas ya marcaron, los trabajos (de poda, corte y remoción) no han iniciado”, dijo Contreras en el comunicado, haciéndose eco de expresiones hechas a El Nuevo Día el pasado 1 de noviembre.

Este plan ha sido consultado con especialistas de siembra y reforestación que conocen en detalle los estatutos ambientales y la Ley 133 de Bosques de Puerto Rico. Contamos con el endoso del DRNA, que es la agencia experta en el manejo de árboles y estamos en comunicación con ellos para mantenerlos al tanto de los trabajos”, sostuvo.

De acuerdo con Contreras, la determinación final de poda, corte y remoción de los árboles dependerá del análisis que los biólogos contratado presenten. “Hemos tomado las medidas para que ningún árbol que no represente peligro sea podado o removido”, dijo.

Vázquez, por su parte, también se hizo eco de información reseñada por El Nuevo Día el pasado 26 de octubre, referente a que el DRNA firmó un acuerdo con el DTOP y otro con la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) para autorizar la poda, corte y remoción de árboles sin necesidad de obtener un permiso.

Ambos acuerdos, indicó, fueron otorgados luego de una “evaluación técnica” de personal del DRNA.

Vázquez resaltó que el acuerdo con la ACT, firmado el año pasado, es el que establece el plande mitigación para los trabajos de poda, corte y remoción de árboles a orillas de las carreteras. Se aprobó, específicamente, la siembra de dos árboles por cada uno que se impacte.

Asimismo, el acuerdo dispone que la ACT deberá presentar un “informe detallado” de la siembra en un término no mayor a 90 días e informará al DRNA sobre el progreso de los trabajos.

El acuerdo firmado con el DTOP, apuntó Vázquez, fue endosado por el DRNA para atender exclusivamente la situación de emergencia de los huracanes Irma y María, y “solo impactará los árboles que estén severamente dañados, afectados, lesionados o que representen un peligro inminente y que no puedan ser salvados”.

“No es un acuerdo para cortar árboles que estén saludables ni en peligro de extinción o protegidos”, dijo Vázquez, y anunció que este fin de semana ofrecerá detalles sobre un programa de reforestación a nivel isla, que incluye especies endémicas y nativas.

Contreras y Vázquez rechazaron, por último, que el plan de poda, corte de árboles constituya una “masacre ambiental”, como han denunciado ciudadanos, arbolistas y ecólogos, entre otras voces.

Para identificar los árboles que serán impactados, el DTOP contrató a las compañías Thompson Consulting Services y Debris Tech.

Mientras, las tareas de corte, poda y remoción estarán a cargo de las empresas Looks Great Services, T.F.R. Enterprises, CERES Environmental Services y DRC Emergency Services, también reclutadas por la agencia.


💬Ver 0 comentarios