Las empresas son parte de un equipo de “evaluación y monitoreo”, y que el DTOP les requirió que subcontrataran arbolistas y otros expertos para asegurar que los trabajos de poda, corte y remoción se hagan en cumplimiento con las normas establecidas. (semisquare-x3)
Las empresas son parte de un equipo de “evaluación y monitoreo”, y que el DTOP les requirió que subcontrataran arbolistas y otros expertos para asegurar que los trabajos de poda, corte y remoción se hagan en cumplimiento con las normas establecidas. (Ramón “Tonito” Zayas)

Árboles a orillas de las carreteras del Bosque Nacional El Yunque y su periferia serán podados, cortados o removidos en las próximas semanas, como parte de un plan del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) para mejorar la seguridad y salubridad tras el paso de los huracanes Irma y María, confirmó ayer el subsecretario Juan Maldonado.

Se trata, de hecho, de un plan a nivel isla, en el que se podará, cortará y removerá una cantidad aún indeterminada de árboles.

Durante los pasados días, brigadas de las compañías Thompson Consulting Services y Debris Tech –contratadas por el DTOP– han marcado árboles con banderines anaranjados en zonas de Río Grande, Ceiba y Luquillo, entre otros pueblos del este.

Maldonado indicó que ambas empresas son parte de un equipo de “evaluación y monitoreo”, y que el DTOP les requirió que subcontrataran arbolistas y otros expertos para asegurar que los trabajos de poda, corte y remoción se hagan en cumplimiento con las normas establecidas.

La intención, agregó, es que el DTOP pueda reclamarle a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) el costo del manejo y disposición final de los árboles, “y por eso tenemos que cumplir con todos los requisitos”.

Una vez culmine la colocación de banderines, los árboles serán podados, cortados o removidos por las compañías Looks Great Services, T.F.R. Enterprises, CERES Environmental Services y DRC Emergency Services, también contratadas por el DTOP. La agencia dividió la isla en cinco regiones y las adjudicó –mediante subasta– a esas cuatro firmas.

“Ningún árbol ha sido cortado, podado o removido todavía. Estamos marcando las especies, como parte del proceso para que todo cumpla con los requisitos federales y estatales”, afirmó.

Precisó que los trabajos iniciaron “hace meses”, y que en las regiones sur y oeste ya culminó la colocación de banderines.

Cuestionado sobre qué criterios se consideran al marcar los árboles, Maldonado mencionó, en primer lugar, que algunos tienen ramas “que son un peligro” para la ciudadanía, mientras que otros tienen una inclinación de más de 30 grados y “están propensos a quela raíz ceda o se caiga”.

También, hay árboles con “troncos torcidos”, otros que han perdido la copa y “se van a secar”, y algunos que “han quedado muertos” después de los huracanes.

“Estamos marcando árboles que están en peligro de extinción, de manera que se atiendan por la regulación del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, además de asegurar que, si hay que removerlos, se haga el proceso de mitigación correspondiente. Y, aunque no es parte de lo que establecen los contratos, estamos marcando especies que no están protegidas, pero dan hábitat y alimento a la cotorra puertorriqueña, como el árbol de palo colorado”, expuso.

Según Maldonado, los directores regionales del DTOP y otro personal de la agencia visitan las áreas donde se están marcando árboles, “para dar un nivel adicional de supervisión”.

Carolyn Krupp, portavoz de El Yunque, dijo ser consciente de que contratistas del DTOP han marcado “algunos árboles peligrosos” en las carreteras estatales del bosque. “Nuestro especialista de vegetación ha llegado a establecer una consulta para discutir más los árboles marcados y acciones recomendadas”, agregó.

Por su parte, el arbolista Carlos Montalvo, quien ha liderado varios esfuerzos de reforestación en la zona este, tildó la colocación de banderines como un ejercicio “a lo loco y descuidado”.

“Están marcando árboles saludables, aparte de que los que están enfermos se pueden curar sin tener que cortarlos. No veo que aquí se esté siguiendo un patrón científico ni organizado”, advirtió.


💬Ver 0 comentarios