La dispensa abarca los aeropuertos Luis Muñoz Marín de Isla Verde, Rafael Hernández de Aguadilla y el de Ponce. (semisquare-x3)
La dispensa abarca los aeropuertos Luis Muñoz Marín de Isla Verde, Rafael Hernández de Aguadilla y el de Ponce. (GFR Media)

Washington - El gobierno de Puerto Rico presentó ante el gobierno de Estados Unidos una solicitud de dispensa en las normas federales de cabotaje aéreo para establecer un centro de trasbordo de carga y pasajeros internacionales en la Isla, anunció hoy  el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

La solicitud fue presentada el pasado viernes ante el Departamento de Transportación federal, pero el proceso de examen – que requerirá audiencias públicas-, puede tomar un año, dijo el secretario de Desarrollo Económico, Manuel Laboy Rivera.

En abril la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, había vuelto a presentar en la Cámara de Representantes un proyecto de ley que persigue el mismo fin por la vía legislativa.

Entre otras cosas, la dispensa permitiría que aviones internacionales de carga aérea puedan transferir su cargo a aviones más pequeños para su distribución en Estados Unidos.

La dispensa abarca los aeropuertos Luis Muñoz Marín de Isla Verde, Rafael Hernández de Aguadilla y el de Ponce.

Alaska, por ley, está excluida de las restricciones de ley sobre el transporte carga aérea entre aeropuertos bajo jurisdicción de Estados Unidos. También están exentos los territorios de Guam y las Islas Marianas del Norte.

Puerto Rico tiene aún pendiente una respuesta oficial a la exención en las normas de cabotaje marítimo, para el transporte de gas natural, que solicitó en diciembre pasado a los departamentos de Defensa y Seguridad Nacional. Aunque no ha habido una comunicación oficial, senadores republicanos dijeron hace varias semanas que el presidente Donald Trump prometió rechazar aquella solicitud de la isla.

Rosselló Nevares anunció la presentación de la dispensa en las normas federales de cabotaje aéreo en una conferencia de prensa en la cumbre de inversiones Select USA, junto a la comisionada González y el secretario Laboy Rivera.

“Esto no le cuesta nada al gobierno de Estados Unidos”,  indicó Laboy Rivera, al anunciar la contratación de la firma Kirstein & Young, que colaboró con Alaska en el proceso legislativo a favor de la exención en las normas de cabotaje aéreo.

La comisionada González, además, recordó que el Congreso ordenó en 2018 a la Oficina de Contraloría General (GAO) llevar a cabo un estudio sobre el impacto que tendría establecer en Puerto Rico un centro  internacional de trasbordo de carga aérea hacia y desde Estados Unidos.

La comisionada González ha indicado que el informe deberá de incluir análisis sobre la oferta y demanda de los servicios de transportación de carga aérea entre Latinoamérica, el Caribe y EE.UU., y su interacción con Europa y África.

Junto al director del Negociado de Análisis Económico de Estados Unidos (BEA), Brian Moyer, el gobernador Rosselló Nevares anunció además que el gobierno federal comenzará medir el Producto Interno de Bruto (PIB) de Puerto Rico.

Para otoño,  la oficina federal espera comenzar a divulgar datos de 2019 sobre algunos de los componentes del PIB, como el gasto de los consumidores, y las exportaciones e importaciones de productos.

Pero, para el 2020, espera poder medir plenamente el PIB.

“Estos esfuerzos son importantes para el desarrollo económico de la isla.”, indicó el gobernador.

 Moyer sostuvo que tras el huracán María, la catástrofe que causó y las necesidades de Puerto Rico de recibir asistencia federal, se hizo más notable que nunca “la importancia de tener datos de relevancia económica”.

“El acuerdo con el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos mejorará la competitividad de Puerto Rico como una jurisdicción de inversión, proporcionando una mayor confianza a los inversionistas”, sostuvo, por su parte, el secretario Laboy Rivera.


💬Ver 0 comentarios