Los directivos del IEPR, Carola Ballester, Arnaldo Cruz Sanabria, Manuel Laboy. A la derecha, el director ejecutivo interino del IEPR, Orville M. Disdier. (Suministrada)

La junta de directores del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) decidió crear un comité asesor para que le ayude a reclutar un nuevo director ejecutivo, informó hoy, martes, el presidente de los directivos de la dependencia, Arnaldo Cruz Sanabria.

El proceso de selección inició durante el día de hoy cuando Cruz Sanabria -junto a varios directivos del IEPR y el director ejecutivo interino, Orville M. Disdier- reveló, a su vez, que, en los próximos seis meses, la dependencia implementará un plan estratégico dirigido a fortalecer las estructuras administrativas de la agencia, reactivar el Comité de Coordinación Estadística (CCE) e identificar esfuerzos para allegar más recursos económicos.

Unos seis meses después de la salida del exdirector ejecutivo del IEPR, Mario Marazzi-Santiago, Cruz Sanabria y Disdier, en compañía del secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, y los directivos Carola Ballester y Alex López Echegaray, explicaron a la prensa que desde febrero pasado, el IEPR ha continuado trabajando, a la vez que procuró mantener la estabilidad de la dependencia y analizar su desempeño en aras de trazar una nueva senda. Ello, después de que Marazzi-Santiago y la junta de directores se enfrascaran en una pugna, una vez el estadístico se vio involucrado en un supuesto incidente de violencia doméstica.

Entre otras cosas, según Disdier, el IEPR publicó el anuario estadístico del sistema educativo y el Perfil de Emigrante 2019; también comenzó el análisis de los primeros datos del sistema de divulgación de muertes violentas en Puerto Rico y como parte de esa iniciativa, el IEPR recibirá una dotación del gobierno federal para la vigilancia del uso de opiáceos en la isla.

De igual forma, Disdier destacó la firma de un acuerdo con la unidad de Estados Unidos de la Organización de las Naciones Unidas para que Puerto Rico comience a publicar un índice de progreso en relación a los objetivos de Desarrollo Sostenible. Dicho índice podría comenzar a publicarse tan pronto como en noviembre próximo.

De acuerdo con Cruz Sanabria, la radiografía del IEPR -comisionada a la firma de consultoría Linterna- sacó a la luz que los empleados de la dependencia, así como la credibilidad construida durante los pasados 11 años, constituyen las principales fortalezas para encaminar la agencia hacia una nueva etapa.

Sin embargo, el análisis de Linterna también sacóa la luz que pese a una década de operaciones, el IEPR todavía funciona como el equivalente al negocio que apenas arranca: como una dependencia que carecía de enfoque (entrando en múltiples alianzas que diluyeron el poco presupuesto que tenía la agencia), subutilizaba sus servicios y de paso, no tiene suficiente presupuesto para operar.

Esa deficiencias, deben corregirse con el plan estratégico a tres años recién aprobado por la junta del IEPR, encomienda que tendrá a su cargo el próximo director ejecutivo.

Cruz Sanabria explicó que la convocatoria estará abierta hasta el próximo 3 de octubre y podrán aspirar al cargo, personas con un grado doctoral y competencias en el tema estadístico, un enfoque que según el cofundador de Abre Puerto Rico, cambia ligeramente los criterios de reclutamiento, establecidos en la ley orgánica del IEPR. Ello, porque aunque la ley requiere reclutar a personas con grados en Matemáticas, Planificación o Estadísticas, la convocatoria permitirá competir a una persona que posea un grado doctoral en sociología o demografía, siempre que demuestre que también posee educación formal en temas estadísticos.

“Necesitamos a alguien con experiencia gerencial”, dijo Cruz Sanabria al plantear que si bien la ley requiere como fortaleza conocer de investigación y análisis estadístico, se requiere de un candidato que tenga la capacidad para llevar al IEPR a otro nivel. Es decir, que también pueda ser un recurso para la obtención de fondos adicionales y entablar comunicación constante con diversos sectores y entidades.

Paga modesta

Las credenciales que presenten los candidatos serán referidos al comité asesor nombrado por el IEPR y este grupo, a su vez, recomendará a la junta directiva, los candidatos más idóneos.

El grupo asesor estará compuesto por el director ejecutivo de la American Statiscal Association, Ronald L. Wassertein; los economistas Joaquín Villamil y Juan Lara; el profesor de bioestadísticas en la Universidad de Harvard, Rafael Irizarry y el profesor Héctor Cordero, quien dicta cátedra en Baruch College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. También integran el grupo asesor, la directora ejecutiva de CienciaPR, Giovanna Guerrero Medina, su homólogo en el Centro de Estudios de Puerto Rico, Edwin Meléndez, el decano de Administración de Empresas en la Universidad de Sagrado Corazón, Javier Hernández y el director de Administración de Empresas en la Universidad Interamericana en Nueva York Francisco Montalvo Fiol.

Cruz Sanabria indicó que el salario del próximo director ejecutivo estará abierto a una decisión posterior, pero sostuvo que no prevé una compensación mayor al salario de $140,000 que devengaba Marazzi-Santiago debido a las presiones fiscales que encara la agencia y el gobierno. Cruz Sanabria reconoció que se trata de una compensación limitada, en especial si quiere atraerse a talento fuera de la isla, pero dijo que en ese caso, se analizará la situación.

La dirección ejecutiva del IEPR es un cargo a 10 años, por lo que los directivos están utilizando como comparable el salario que devengan funcionarios designados a ese mismo período como la dirección de Ética Gubernamental y la Contraloría.

Disdier, por su parte y quien tomó las riendas del IEPR de manera interina tras la controversia en torno a Marazzi-Santiago, expresó su interés en ser considerado para el cargo. Por ello, se ha inhibido de cualquier asunto o decisión vinculada a ese proceso.

Con poca credibilidad y sin recursos

Los cambios que se avecinan en el IEPR surgen en momentos en que se cuestiona nuevamente la credibilidad de la gestión estadística en Puerto Rico y en medio de un proceso de reorganización y de recortes que impulsa la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) ha dejado a decenas de agencias de gobierno sin personal para las tareas de recopilación estadística, cosa que Laboy y Disdier confirmaron.

Por ley, el IEPR solo está a cargo de procurar que las estadísticas de Puerto Rico se documenten siguiendo las prácticas y métodos adecuados, pero toca a las agencias producir tales datos. Empero, desde la creación del IEPR en el 2004, se discute la posibilidad de que sea el IEPR el único productor de datos estadísticos en el gobierno.

Según Disdier, aunque en muchos casos, los empleados que realizan estas tareas tienen el mayor interés en desempeñar su labor, en la práctica, no tienen apoyo para llevar a cabo su función y tampoco hay presupuesto en las agencias que permita el adiestramiento y la adopción de las mejores prácticas.

Disdier reconoció que en múltiples agencias como el Departamento de Educación y el Departamento de la Familia no hay personal para realizar estas tareas a pesar del rol crítico que juega la obtención de datos.

Laboy, también directivo del IEPR, indicó que a raíz de la situación fiscal, el gobierno ha perdido buena parte de su memoria institucional, incluyendo el personal dedicado a la compilación de data estadística.

Según Laboy, quien se cantó creyente en la gestión independiente del IEPR, es necesario que en el proceso de reorganización de las agencias, se procure que esas funciones no se afecten. En el caso del DDEC, Laboy explicó que con la reorganización de la agencia y dependencias como la Compañía de Comercio y Exportación, la Junta de Planificación y la Compañía de Turismo, se creará una sola oficina de Estadísticas dentro de la agencia que dirige, a fin de maximizar los recursos dedicados a la producción estadística. Dicha oficina debiera estar operando para marzo de 2020, dijo Laboy.


💬Ver 0 comentarios