La Guardia Costera utilizó múltiples navíos, helicópteros y aviones en la búsqueda. (Luis Alcalá del Olmo)

Pese a que el personal del sector San Juan de la Guardia Costera culminó, en la noche de hoy, martes, su participación en la búsqueda de las cuatro personas que viajaban a bordo de una embarcación que no regresó a puerto en Fajardo el jueves de la semana pasada, sus familiares mantienen la fe de que aparecerán sanos y salvos.

Mientras, el comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo, dijo en entrevista telefónica que personal de esta y otras agencias continuarán con la búsqueda.

Además, Nino Correa, coordinador de Búsqueda y Rescate de la agencia, estará a cargo de un grupo de buzos del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano de Puerto Rico para ayudar en la búsqueda. Correa y su equipo caminarán los cayos cerca de Icacos y Fajardo.

"Nosotros sabíamos que esto (el retiro de la Guardia Costera) podía ocurrir. Ya identificamos el personal capacitado en búsqueda y rescate y mañana (miércoles) vamos a concentrarnos en caminar cayos específicos de Icacos y Fajardo para eliminarlos de la búsqueda. También nos mantenemos trabajando con las compañías de servicio móvil para ver si podemos triangular la última posición de la embarcación. El último ping que recibió una torre de comunicación fue al norte de Icacos", añadió Acevedo.

El comisionado de NMEAD añadió que involucraron al Departamento de Estado, quienes han enviado avisos a islas y países cercanos que la embarcación pudo haber alcanzado.

"También estamos en comunicación con personal en la República Dominicana e Islas Vírgenes y seguimos recibiendo la ayuda de personas con embarcaciones que se han mantenido buscando desde el viernes. Les exhortamos a comunicarse con NMEAD si ven algo, y si pueden proveer las coordenadas exactas sería de gran ayuda", puntualizó Acevedo.

El capitán de navío de la Guardia Costera, Eric King, el comandante Beau Powers y George Jessen, especialista de búsqueda y rescate, se reunieron hoy con Lilly Patterson, hermana de dos de los desaparecidos, para rendirle un informe detallado de los esfuerzos de búsqueda y para notificarle personalmente que suspenderían su participación en la búsqueda.

Tanto la Guardia Costera como personal de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), efectivos del NMEAD, la Guardia Nacional de Puerto Rico, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la Patrulla Aérea Civil han participado, desde el pasado viernes, en la búsqueda de Héctor Méndez (60 años), Héctor Méndez, Jr. (30 años), Javier Méndez (52 años) y Víctor Goitía (58 años).

"Como con cualquier caso de búsqueda y rescate, los hombres y mujeres de la Guardia Costera pusieron su corazón y su alma en lograr un resultado positivo por lo cual la decisión más difícil es suspender una búsqueda sin encontrar sobrevivientes", dijo King mediante comunicación escrita.

"Durante los últimos cinco días, la Guardia Costera, junto con todas nuestras agencias asociadas, se esforzó al máximo para localizar a los cuatro navegantes que siguen desaparecidos. Nuestros corazones y oraciones están con la familia Méndez y Goitia en este momento tan difícil", subrayó King.

Las cuatro personas se encontraban en la embarcación "Wepa", de unos 22 pies de eslora, que no regresó al puerto de Villa Marina el pasado jueves, 8 de agosto al reportar desperfectos de motor. La embarcación fue reportada como perdida al día siguiente, viernes 9 de agosto, cuando la Guardia Costera recibió una llamada del sistema de emergencia 9-1-1 alertando sobre la situación.

Al momento de la llamada habían transcurrido sobre 20 horas desde la desaparición, y Acevedo dijo a El Nuevo Día que el personal de su agencia se enteró del incidente casi 48 horas después, lo que dificultó los esfuerzos de búsqueda.

"El personal de la Guardia Costera se reunió con nosotros y nos ofrecieron un informe detallado de todos los esfuerzos que realizaron para tratar de encontrar a nuestros familiares. Nos indicaron que no encontraron nada y que suspenderían su participación en la búsqueda. Pero fueron enfáticos en que eso no significa que no vayan a ser encontrados, que el caso se mantiene abierto y que permanecerán pendientes", dijo Patterson, hermana de Héctor y Javier Méndez. Patterson añadió que Héctor Méndez, Jr. es su sobrino y que Víctor Goitía está casado con su hermana.

La Guardia Costera realizó sobre 46 misiones de búsqueda en las que distintos navíos, helicópteros y aviones cubrieron más de 22,000 millas náuticas cuadradas.

El área de búsqueda comprendió las aguas entre Fajardo, Vieques y Culebra y se extendió sobre 80 millas mar adentro a través de toda la costa norte de Puerto Rico.

Patterson indicó que la familia se mantiene esperanzada de que sus seres queridos serán encontrados y le solicito al pueblo puertorriqueño que continúen rezando por su rescate y ayudando en los esfuerzos de búsqueda. Patterson y Christopher Goitía, hijo de Víctor, se reunieron en la noche con Correa y otros miembros de NMEAD en la base de Roosevelt Roads.

"Seguimos esperanzados y mantenemos la fe en Dios de que los van a encontrar. Se nos han acercado personas y capitanes que nos han hablado de casos en los que las personas son encontradas. El pueblo de Puerto Rico se ha unido en oraciones y eso es lo que necesitamos; necesitamos esas oraciones y el apoyo del pueblo, y que las personas con embarcaciones sigan aportando a la búsqueda, como lo han hecho", enfatizó Patterson.

Patterson añadió que llevarán a cabo mañana, miércoles, una cadena de oración desde las 6:00 p.m. en el parque pasivo de Las Croabas.


💬Ver 0 comentarios