Vista del radar a las 4:25 p.m. (SNM)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) suspendió en la noche de hoy, domingo, varias advertencias de inundaciones debido al paso de una onda tropical por Puerto Rico.

La advertencia de inundaciones para los municipios de San Juan, Loíza, Trujillo Alto, Canóvanas y Carolina quedó sin efecto a las 5:15 p.m. Mientras, la advertencia para Guaynabo, Bayamón y Cataño expiró a las 6:30 p.m. Finalmente, la advertencia en vigor para Camuy, Hatillo, Isabela y Quebradillas fue removida a las 8:00 p.m.

Del mismo modo, la advertencia de inundaciones repentinas para Naguabo culminó a las 6:30 p.m.

Según explicó, durante la tarde, el meteorólogo Juan Peña, del SNM, las lluvias que trajo la onda tropical causaron que el río Blanco se saliera de su cauce, razón por la que la carretera 31 fue cerrada al tránsito.

"No ha llovido en el pueblo como tal, pero si estaba lloviendo en la montaña y eso causó que el río se saliera de su cauce. El sector La Pitina y la salida a la carretera 22 se vieron afectadas, pero ya los niveles están bajando", explicó el director de Manejo de Emergencias del Municipio de Naguabo, Jerry Kirkland Henández, a El Nuevo Día al ser contactado cerca de las 5:00 p.m.

Lluvias de moderadas a fuertes, ráfagas de vientos y relámpagos y tronadas fueron el saldo de la onda tropical en el norest, norte y noroeste de la isla.

"Los relámpagos y tronadas están relacionadas a esta onda tropical que se mueve hacia el oeste y estamos monitoreando la situación", dijo Peña.

Temprano en la mañana, el SNM informó que el paso de una onda tropical por Puerto Rico dejaría lluvias para todo el país. Además, pronosticaron que existía un potencial de inundaciones urbanas y de riachuelos.

La meteoróloga Fernanda Ramos indicó a El Nuevo Día que de igual forma mañana, lunes, la humedad residual de la onda pudiera afectar la zona y dejar más lluvia.

La temperatura máxima ayer, sábado, fue de 90 grados Fahrenheit y hoy debería estar en los altos 80. El índice de calor rondará entre los 90 y 102 grados, pero pudiera variar por la nubosidad y actividad de lluvia de la onda tropical.

Desde hoy temprano hasta mañana en la tarde, hay una advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas en las aguas mar afuera del Atlántico. El pronóstico de oleaje en esta área es de tres a siete pies. 

Ramos explicó que, aunque el huracán Lorenzo está lejos de Puerto Rico, su intensidad está generando marejadas que estarán llegando al país hoy, aunque no sería a las costas, solo a las áreas más expuestas del océano Atlántico.

Lorenzoes un poderoso huracán categoría 4 con vientos de 155 millas por hora. Se encuentra en la latitud 25.1 grados norte y la longitud 44.6 grados oeste y se mueve hacia el norte a 10 millas por hora. Sus vientos con fuerza de huracán se extienden a 50 millas de su centro y los de tormentatropical hasta 275 millas.

Mientras, existe un alto riesgo de corrientes marinas para la costa noroeste de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios