El alcalde de de Cabo Rojo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz. (Lester Jiménez)

El municipio que podría sentir los efectos más fuertes de la tormenta Dorian durante su paso por la zona del Caribe, Cabo Rojo, es uno de que más residencias con techos cubiertos con toldos azules en toda la región Oeste.

El alcalde de ese pueblo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz, confirmó que cerca de 350 casas todavía no han sido reparadas desde el paso del huracán María. Y es, precisamente, la lluvia una de las mayores preocupaciones del primer ejecutivo municipal y de otros alcaldes de la zona, lo cual podría movilizar a cientos de personas a los refugios.

“Son muchas casas. Si tienes que mover a 350 familias con toldos, a dos por casa como mínimo, son 700 personas. Pero yo entiendo que debemos tener como 500 refugiados”, comentó Ramírez Kurtz.

“Me preocupa el agua que pueda caer. Se dice que van a caer de dos a seis pulgadas, pero no dicen el tiempo, si es en una hora, o en diez minutos”, agregó el alcalde.

Según Alberto Trabal, director del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) en la región de Mayagüez, en la zona Oeste aún hay 1,418 residencias con toldos azules.

Además de Cabo Rojo, otros pueblos de la zona Suroeste con alto número de residencias sin reconstruir figuran Mayagüez, que cuenta con más de 300 hogares; Hormigueros reportó unas 87 casas sin techo seguro; San Germán cuenta sobre 95 y Lajas que, aunque su alcalde Marcos “Turin” Irizarry originalmente habló de una cantidad menor, durante la reunión sostuvo que podrían alcanzar las 150 residencias afectadas.

En el caso de Cabo Rojo, se espera que en horas de la tarde del martes se abra el refugio principal de ese municipio, la escuela segunda unidad Mildred Arroyo Cardoza, en la comunidad de Puerto Real.

“Esa escuela podría recibir unos 500 refugiados. Tiene generador eléctrico y una cisterna de 10,000 galones. El segundo refugio sería la escuela Severo Colberg en el centro urbano”, destacó Ramírez Kurtz.

Personal municipal inició desde el lunes la limpieza de algunas quebradas y cuerpos de agua propensas a inundaciones como el área del caño en el barrio Las Arenas que, de desbordarse, podría dejar incomunicado a varias comunidades como Combate, Las Palmas y Corozo, entre otras. 

“En todas las partes de Cabo Rojo hay áreas propensas a inundaciones, como en Boquerón, La Concepción, el pueblo y El Aljibe, que en el 2008 recibió aquella lluvia de 50 años”, apuntó.

Indicó, además, que ya los pescadores de la zona han tomado medidas para resguardar sus embarcaciones y adelantó que su municipio, al igual que otros cercanos como Mayagüez, Hormigueros, San Germán y Lajas, cuentan con una red de intercomunicación radial que servirá para prestar ayuda apremiante, de ser necesario.



💬Ver 0 comentarios