El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado. (GFR Media)

San Juan - Para el 2017 el 1.15 por ciento (31,600 personas) de la población adulta utilizó cigarrillos electrónicos, en su mayoría jóvenes entre 18 a 24 años de edad, según datos revelados este jueves por el secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado.

Algo que le llevó hoy a anunciar que "permanece alerta" y "vigilante" ante las declaraciones del presidente Donald Trump, quien anunció que podría prohibir la comercialización de cigarrillos electrónicos con sabores, tras haberse hecho público las primeras seis muertes a consecuencia de los mismos.

"Paralelamente a las disposiciones federales que el presidente pudiera impulsar en relación a la prohibición de la venta de estos productos, localmente nos mantenemos vigilantes ante las posibles acciones que podamos tomar para implementar medidas más rigurosas frente a lo que podría representar una amenaza a la vida de miles de puertorriqueños", expresó Rodríguez en un comunicado de prensa.

Rodríguez, a su vez, informó que el uso del cigarrillo electrónico está regulado en Puerto Rico y existen varias leyes que controlan su venta y uso.

Estos vaporizadores se venden sin restricciones de edad y se ofrecen con sabores como jugos de frutas, caramelos y gomas de mascar.

Igualmente, la legisladora Maricarmen Mas Rodríguez, del Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico, anunció la radicación de una resolución para investigar el uso de estos cigarrillos electrónicos, también conocido como vapeo, en la isla.

"Sabemos que el vapeo es una modalidad que va en aumento en nuestra isla, pero no es menos cierto que existen serios riesgos de alud asociados con la misma y la data se sigue acumulando. En los Estados Unidos ya se han identificado alrededor de 450 posibles casos de graves enfermedades respiratorios relacionadas al vapeo", dijo.

"Por eso se hace meritorio investigar que esta pasando con esto en Puerto Rico para desarrollar un plan de intervención temprana y regular aún mas esta modalidad", agregó la representante.

En declaraciones a EFE el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, Juan Oscar Morales, dijo que no está a favor de los cigarrillos "y más cuando uno lee lo que están ocasionando estos en los Estados Unidos, en especial por las condiciones pulmonares y el cáncer que provocan".

Morales adelantó que conversó con el secretario de Salud de Puerto Rico, quien le indicó que estaba a favor de la prohibición de los mismos.

"Nos queremos reunir con el secretario para tomar los pasos a seguir", indicó.

A su vez, se mostró preocupado del uso de estos cigarrillos electrónicos en lugares en Puerto Rico donde se prohíbe fumar, como los restaurantes y barras.

"Hay que velar por la salud de las personas. Me inclino a someter alguna regulación al uso de estos cigarrillos electrónicos", agregó.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) la nicotina, tanto en los cigarrillos regulares como en los electrónicos, es adictiva.

Los escáneres de pulmones de pacientes con enfermedad de vapeo muestran lo que parece una neumonía viral o bacterial grave, pero las pruebas para confirmar esas enfermedades dan resultados negativos.

La legisladora dijo que el Departamento de Salud del estado de Kansas, donde se registró la más reciente muerte relacionada con dispositivos de vapeo, han exhortado a la ciudadanía a dejar esta práctica ante los evidentes riesgos a la salud.

Otros ingredientes en el líquido de estos cigarrillos incluyen partículas ultrafinas que pueden llegar a los pulmones, compuestos para dar sabor como el diacetilo, un químico vinculado con graves enfermedades pulmonares, y metales pesados como níquel, estaño y plomo.

Por último, Mas indicó que estos cigarrillos también ostentan otros químicos, como el propilenglicol y glicerina vegetal. 


💬Ver 0 comentarios