Los ingenieros estarán evaluando el sistema de transmisión y distribución de la AEE. (GFR Media)

En las próximas semanas, un grupo de ingenieros de la Autoridad de Energía de Nueva York (NYPA), llegará a Puerto Rico para, junto a técnicos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), iniciar una inspección e idear iniciativas que provean mayor estabilidad al sistema energético.

La asistencia de los peritos neoyorquinos surge como parte de un acuerdo firmado por la NYPA y la AEE. El proceso de evaluación y desarrollo de iniciativas junto a los especialistas podría durar un año, informó el jefe de generación de la AEE, Daniel Hernández.

“Estamos activando un grupo de la NYPA que va a hacer una inspección completa del sistema de generación y vamos a hacer el trabajo en conjunto parta mitigar las salidas abruptas de nuestra flota de generación. Ya hay un acuerdo entre la AEE y la NYPA. Ellos están identificando los recursos y nos lo van a hacer llegar próximamente. Son unos ingenieros especialistas que van a estar ayudando a estudiar el sistema de generación transmisión y distribución. De ahí saldrá recomendaciones para mejorar el sistema”, sostuvo Hernández en una entrevista con El Nuevo Día. “Mi expectativa es que estén trabajando de lleno en esto en las próximas semanas”.

El funcionario explicó que los problemas que confronta la AEE, en gran medida, a que desde el 2014 el sistema eléctrico no recibe inversiones de capital suficientes para mantener la infraestructura al día.

Durante los meses de verano de 2014 la AEE entró en un acuerdo de indulgencia con sus acreedores debido a que no tenía los fondos suficientes para cumplir con los repagos de su deuda. Desde entonces la AEE no tiene acceso a préstamos para financiar las mejoras que se necesitan.

“Desde el 2014 no hay una inyección de capital mayor y es importante que se culmine el acuerdo con los bonistas. Eso es fundamental para transformar el sistema”, dijo Hernández al hacer referencia al proceso de renegociación de la deuda pública de la AEE que actualmente se llevan a cabo bajo el proceso de bancarrota territorial que provee la Ley PROMESA.

Hernández resaltó que la reconstrucción del sistema energético y la aprobación de un Plan Integrado de Recursos también figuran como elementos fundamentales del proceso de revitalización de la corporación pública.

“Ahora mismo damos mantenimiento al sistema, pero no con la inversión que se necesita para poner los asuntos al día. Muchas de las plantas del sistema tienen 60 años y necesitan ser reemplazadas. No es extender el uso. Ya ellas cumplieron su misión y hay que sustituirlas”, sostuvo.

Hernández indicó que la idea general es que la electricidad de Puerto Rico se genere principalmente con fuentes renovables, como la energía solar. Las plantas de generación que se construyan, por otra parte, deben ser eficientes y dinámicas en su producción energética de modo que se puedan usar para estabilizar o complementar la producción energética en momentos de mucha demanda o en situaciones en las que, por razones ordinarias, la producción con fuentes solares disminuye.


💬Ver 0 comentarios