El coordinador de revitalización de la Junta de Supervisión Fiscal, Noel Zamot. (semisquare-x3)
El coordinador de revitalización de la Junta de Supervisión Fiscal, Noel Zamot. (André Kang)

Tal y como anticipó El Nuevo Día en mayo, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) designó el proyecto residencial ViewPoint at Roosevelt como una construcción crítica de desarrollo según las disposiciones del Título V de la ley federal Promesa.

El Título V de la ley federal Promesa permite que, tras una evaluación por parte del coordinador de Revitalización, la JSF designe una propuesta de desarrollo o infraestructura como un proyecto crítico. Esa designación hace factible que la propuesta sea evaluada a través de un proceso expedito de permisos.

El proyecto de viviendas que supone el desarrollo de unos 130 apartamentos para alquiler en el corazón de Hato Rey es el primero que recibe la designación especial de "proyecto crítico" establecida en Promesa y que busca conceder a desarrolladores privados cierto grado de prioridad cuando estos gestionen los permisos de construcción, así como la obtención de financiamiento. Ello, con la expectativa de reactivar la economía de la isla y facilitar inversiones en infraestructuras que son críticas para el desarrollo económico.

ViewPoint at Roosevelt será un complejo de 13 pisos con apartamentos de una y dos habitaciones -que, además, tendrá espacios comerciales y estacionamientos- que se alquilarían particularmente a familias de bajos ingresos.

“Esta designación es un hito hacia materializar uno de los objetivos de Promesa, promover el desarrollo sostenible de Puerto Rico”, indicó el coordinador de Revitalización de la JSF, Noel Zamot.

El Nuevo Día reportó que ViewPoint -proyecto que contempla una inversión de $24.2 millones- podría ser el primer proyecto certificado por la JSF bajo el Título V de Promesa el pasado 9 de mayo.

En ese momento, Zamot dijo que, en principio, los proyectos de vivienda no eran una prioridad para el gobierno, pero, luego del huracán María, quedó en evidencia que Puerto Rico tiene una deficiencia de vivienda asequible y segura, por lo que la iniciativa podría contribuir a lograr ese objetivo.

El proyecto certificado contempla resarcir la demanda insatisfecha por unidades de vivienda asequibles disponibles para familias de bajos ingresos en la ciudad capital.

De acuerdo con el informe favorable del proyecto que Zamot emitió el pasado 1 de mayo, el municipio de San Juan tenía, antes de que el huracán María azotara a Puerto Rico, una necesidad no satisfecha de 12,784 unidades de vivienda asequible.

Hasta mayo pasado, la JSF había recibido unas 56 propuestas para ser consideradas bajo el Título V. En el agregado, estos proyectos podrían representar una inversión aproximada de $8,444 millones. En ese momento, la JSF ya pasaba juicio sobre proyectos ascendentes a unos $4,220 millones.

En el agregado, estos proyectos podrían representar una inversión aproximada de $8,444 millones. En ese momento, la JSF ya pasaba juicio sobre proyectos ascendentes a unos $4,220 millones.


💬Ver 0 comentarios