Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Toa Baja - Cerca de un centenar de personas disfrutaban de una fiesta el sábado en la noche en una barra de vecindario en Sabana Seca, cuando un grupo de asesinos llegó poco antes de la medianoche y abrió fuego con armas de alto poder dejando ocho muertos y veinte heridos, la peor masacre ocurrida en la historia criminal del país.

En 1937, murieron 19 personas en la Masacre de Ponce. Pero al haber sido un hecho de índole política no se le puede comparar con lo ocurrido en Toa Baja, que es, según oficiales policiacos, la más grande matanza en la historia criminal del País.

Las autoridades coinciden en señalar las luchas por el control del tráfico de drogas y posibles venganzas relacionadas a los negocios ilícitos como el motivo probable de la matanza.

Entre los muertos y heridos hay personas que se cree podrían ser los objetivos del ataque y otros que nada tenían que ver, según fuentes policiales.

Entre los muertos se cuenta al bebé de ocho meses de gestación de una de las mujeres heridas. También resultó herida una niña de nueve años que estaba afuera del negocio.

Los gatilleros llegaron entre las 11:40 p.m. y las 11:50 p.m. en tres vehículos, entre ellos una camioneta Ford F150 y otra guagua, por las tres calles de acceso al negocio La Tómbola, ubicado en la calle Progreso esquina Los Bravos, de ese barrio toabajeño, según una fuente policial que pidió no ser identificada.

Los que venían en la F150 y la otra guagua flanquearon el negocio desde dos puntos opuestos de la calle Progreso. A unos 75 metros del sitio se hicieron una seña con cambios de luces, y comenzaron a avanzar hacia el local y a disparar desde los vehículos.

“Dale ahora cabr... dale”, escuchó una vecina que le gritó exaltado uno de los asesinos aparentemente al conductor de uno de los vehículos al momento de iniciar el ataque.

“Me iba a asomar en ese momento a ver qué era, pero empezaron los disparos y pensé que era contra mi casa”, dijo la señora, quien estaba viendo la televisión.

Los asesinos usaron fusiles semiautomáticos AK-47 y AR-15 y pistolas de calibre .9, .40 y .45, según los más de cien casquillos de bala recopilados en la escena, dijo el coronel José Morales Vázquez, director de la región policial de Bayamón. Se investiga la posibilidad de que alguien haya contestado el fuego pero no se ha corroborado, agregó.

En La Tómbola, personas bailaban y celebraban con los merengues del grupo Bomba Swing, mientras al lado del local la gente hacía fila para comprar empanadillas y ‘cheesedogs’ en una carpa, explicaron vecinos y policías.

Cuatro asesinos o más

En la fila de las frituras estaba la jovenembarazada que perdió el bebé, junto con una prima, quien salió ilesa al brincar una verja.

“Yo sólo alcancé a coger al nene de cinco años, y como mi tía vive detrás (de La Tómbola) brinqué con él para el patio de mi tía. Por eso es que estoy viva. Después que pasó todo regresé y vi el revolú y estaba mi sobrina herida”, relató con ojos llorosos la prima de la joven embarazada.

Los asesinos, que eran al menos cuatro o más, llegaron rápido hasta frente al negocio y al menos dos de ellos se bajaron y se colocaron cada uno frente a las dos puertas del frente del local, que no tiene salidas por la parte posterior.

“De aquí no sale nadie”, dijo uno de los individuos, descritos como jóvenes y con sus rostros descubiertos, según narró el oficial a base de lo que dijeron testigos sobrevivientes.

Los dos gatilleros comenzaron a disparar indiscriminadamente desde las entradas a la gente que estaba adentro, según indicó el oficial y luego confirmó la fiscal de Distrito de Bayamón, Wanda Vázquez, quien conduce la pesquisa.

Luego entraron a matar a las personas que andaban buscando y que eran los objetivos del ataque, dijo la fuente policial. La fiscal Vázquez confirma que la investigación tiende a indicar que “entraron a buscar a personas específicas” después de las ráfagas a mansalva que dispararon desde las puertas.

“Cuando empezaron a disparar me metí en el baño”, narró nerviosa una sobreviviente. “Me encerré y me acurruqué en una esquinita, me tocaban (la puerta) mucho y me decían que abriera, pero yo no abrí. Al rato, cuando dejé de escuchar los disparos, salí y encontré a mi hermana tirada en el piso. Ahora está ahí en el hospital”, agregó llorosa.

Acribillado en el baño

Pedro Semprit Santana, hermano del dueño del negocio Wilfredo “Rufo” Semprit, también se refugió en un baño pero no tuvo la misma suerte. Apareció asesinado de un disparo a la cabeza.

El coronel José Morales Vázquez dijo que no está claro aún si entraron al baño específicamente a matar a Semprit Santana, debido a que había un orificio de bala en la puerta más o menos a la altura de la cabeza.

“Rufo” Semprit, el hombre que reabrió La Tómbola hace dos semanas después de casi un año de cierre, también fue herido de bala. En una guagua Toyota Tundra, que la Policía identifica como propiedad suya, los investigadores encontraron una cartera con dinero y un peine de balas.

Entre los heridos, hay cuatro personas más de apellido Semprit.

El agente que habló con detalle de los hechos indicó que, cuando llegaron los primeros policías y paramédicos al interior del negocio, tuvieron que levantar personas heridas que estaban apiñadas sobre otras en una pila humana.

José Ángel Hernández Martínez, de 32 años, y otros dos hombres cayeron muertos fuera del local, dos de ellos en la carpa en donde se vendían frituras. Mientras, el empleado postal Rafael Ramos Rivera, de 45 años, había salido a fumar un cigarrillo mientras su esposa se quedó adentro y él fue baleado y murió luego en el CDT de Toa Baja.

De las tres personas asesinadas en el interior de La Tómbola, se identificó a Elizabeth Ocasio, de 39 años. Otras víctimas fueron identificadas por el comisionado de la policía de Toa Baja como Samuel Quintana, mientras que Joan Class, de 24 años fue identificado por familiares en la escena.

Otro de los muertos fue el feto de ocho meses de gestación de una mujer que resultó herida. Una de las tres cantantes del conjunto musical también fue herida y su condición anoche era grave.


💬Ver 0 comentarios