La industria de las peleas de gallos estará prohibida en Puerto Rico y los territorios a partir del 20 de diciembre, según lo establece una ley federal. (GFR Media)

Washington - Los galleros reconocen que la comisionada Jenniffer González quiere impulsar que el Congreso apruebe una moratoria en la prohibición federal a la industria de las peleas de gallos, que entraría en vigor en diciembre, pero aún reclaman una exención plena para Puerto Rico y están confiados en ganar el caso judicial que presentaron.

“Queremos que se nos exima totalmente”, afirmó ayer Jeohvanni Nieves, presidente de la Asociación Cultural y Recreativa del Gallo Fino de Pelea.

Nieves sostuvo que los galleros “no hemos aceptado” la opción de proponerle al Congreso una moratoria, pese a que saben el interés de la comisionada González en presionar en las próximas semanas a favor de esa opción.

De acuerdo a la ley federal, la industria de las peleas de gallos estará prohibida en Puerto Rico y los territorios a partir del 20 de diciembre, como ocurre en los estados de Estados Unidos.

Mientras presionan en el Congreso a favor de una plena exención de la ley, a través de la firma de cabilderos Prime Policy Group, la Asociación Cultural y Recreativa del Gallo Fino de Pelea mantiene además un pleito legal en el Tribunal Federal de San Juan, en el que sostiene que la prohibición violenta los derechos constitucionales de asociación y reunión de los galleros, entre otros asuntos.

Entre los mismos boricuas del Congreso, no ha habido consenso. Cuando la enmienda que impuso la prohibición sobre Puerto Rico se aprobó, en mayo de 2018, los demócratas José Serrano (Nueva York) y Darren Soto (Florida) votaron a favor, mientras Nydia Velázquez (Nueva York)- como el entonces congresista Luis Gutiérrez (Illinois)-, se opuso.

El miércoles, la comisionada dio a conocer que ha comenzado a advertir que la ley agrícola de 2018, que declaró ilegal la industria de las peleas de gallo a partir del 20 de diciembre próximo, deja en manos del Departamento de Agricultura de EE.UU. fiscalizar ese asunto. Pero no le asigna fondos para lidiar con esa tarea.

González indicó que eso abre una puerta para pedir una moratoria, mientras se continúa defendiendo la exclusión de Puerto Rico de la prohibición federal.

El presidente de Pan American Grain, José González Freyre, también precisó ayer que su mensaje sigue siendo a favor de la exención, como parte de lo que describe como un esfuerzo para educar al Congreso sobre la potencial pérdida de hasta “30,000 empleos” relacionados con la la industria de las peleas de gallos.


💬Ver 0 comentarios