Diego y Mila organizan los juguetes y la ropa que han recibido como donativos de otras personas. (Suministrada)

A pesar de su corta edad, Diego y Mila, de nueve y seis años, respectivamente, tienen vivo el recuerdo de paso del huracán María y las carencias y necesidades que tuvo el impacto en muchas familias y sus pequeños.

Tras conocer la tragedia que se vive en las Bahamas debido al paso del huracán Dorian por la zona, los niños le sugirieron a su mamá, Neysa González Rodríguez, sacar ropa y juguetes y donarlos a los damnificados.

“La idea surge de los chicos. Ciertamente ellos recuerdan que mucha gente pasó necesidades durante María y que perdieron muchas de sus pertenencias”, relató la mamá. 

González Rodríguez acogió de inmediato la idea de sus niños que empezaron a llamar a familiares para que también aportaran. Así, poco a poco, se fueron uniendo más familiares y amigos que han colaborado con la iniciativa. 

“Estaban emocionados de recoger los juguetes, guardarlos; y la nena, específicamente, quería enviar bultos y loncheras. Han estado bien conscientes de la necesidad que hay allá”, compartió sobre la reacción de los niños y el impacto que ha tenido en ellos. 

Explicó que hicieron el llamado extensivo a la escuela donde estudian los niños, la Robinson School, en Condado, que confían se unan hoy al esfuerzo. Dijo que esperan recoger suministros hasta el miércoles para luego ser llevados al centro de acopio del gobierno central en San Juan. 

Si usted desea colaborar con la iniciativa, puede enviar un mensaje al correo electrónico [email protected].


💬Ver 0 comentarios