Durante la manifestación se llevó a cabo una clase demostrativa en medio de la intersección. (David Villafañe)

Una veintena de alumnos provenientes de escuelas Montessori del Departamento de Educación, junto a sus padres y algunos maestros, llegaron esta tarde hasta la intersección entre las calles Cristo y Fortaleza para protestar por las acciones del secretario de la agencia, Eligio Hernández Pérez, quien presuntamente ha dejado al programa en “abandono”.

Gustavo Marín, padre de estudiantes bajo el programa Montessori, explicó que el secretario despojó recientemente al secretariado de las Escuelas Montessori de cuatro maestras que realizaban allí labores administrativas dejando sola a la secretaria auxiliar Rosa Recondo a cargo de la coordinación de todo el programa, el cual cuenta con 53 escuelas.

“El secretario (Hernández) no permite que el sistema funcione y que el programa cobre vida”, dijo Marín, en una rueda de prensa durante la manifestación que consistió en una clase demostrativa en medio de la intersección y que provocó el cierre de las calles contiguas a La Fortaleza y la movilización de decenas de policías.

El secretario de Educación, por su parte, reaccionó a la manifestación catalogándola de una “imprudencia” y culpando a la secretaría de Escuelas Montessori por la protesta. El funcionario rehusó admitir que despojó al programa de su personal administrativo -aunque tampoco lo negó-.

Afirmó que la prioridad del Departamento es proveer los recursos que se necesitan en los salones de clases de Educación Especial ante la reducción de más de $100 millones en el presupuesto de este programa que, según el funcionario, impuso la Juntade Supervisión Fiscal (JSF).

En el pasado, la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, ha explicado que la reducción que se impuso en el presupuesto del Departamento de Educación obedece una merma en gastos administrativos que se vaticinaba con el cierre de más de 300 escuelas públicas durante este cuatrienio y que fue decisión del gobierno mantener la misma inversión en la burocracia de la agencia y recortar fondos al programa de Educación Especial.

Mientras el secretario le echaba la culpa a la Junta por los desmadres administrativos en el sistema público de educación y la Junta culpaba al gobierno, a una cuadra de La Fortaleza la percepción era que había un intento coordinado para desmantelar el programa Montessori en el sistema público de enseñanza. Y la sospecha es que la determinación obedece a razones partidistas o ideológicas dentro del Departamento.

“Se le escribió al secretario (de Educación) en privado, pero como no hemos tenido respuesta estamos llevando este reclamo público… No podemos permitir que haya un retroceso en el programa”, dijo, por su parte, Daliana Suárez, madre de una estudiante en el programa Montessori. A la protesta acudieron personas de pueblos como Vieques, Lajas, San Juan, Aibonito y Juncos, entre otros.

“No ha habido justificación alguna para estos cambios. No se han sentado con nosotros para explicarnos”, sostuvo.

“Son cuatro maestras especialistas que coordinan 53 planteles, que estaban ahí y que sacan mientras hablan de contratar a 100 sicólogos, que, si bien se necesitan, no estaban en el sistema”, manifestó, por su parte, Marín.

El secretario, quien se mostró a la defensiva mientras contestaba preguntas de los medios, no ofreció esperanza alguna para atender el reclamo de los padres por cuatro maestras que lleven a cabo las labores administrativas que se necesitan para coordinar las 53 escuelas Montessori. Al contrario, objetó que la superintendencia de escuelas Montessori, hasta solicitara 11 plazas administrativas -mucho más que las cuatro que ya tenía el programa y exigen los padres- porque ninguna superintendencia auxiliar tiene tanto personal, según alegó.

“Educación Montessori está solicitando en este momento 11 puestos administrativos para ellos poder operar. Ninguna secretaría en este momento cuenta con tanto personal porque la prioridad es la garantía de los servicios”, dijo Hernández mientras ignoraba las preguntas de la prensa cuestionando cómo una sola persona puede supervisar un programa con 53 escuelas.


💬Ver 0 comentarios