Expertos en derecho exigen "transparencia" y reflexión exhaustiva al evaluar un nuevo Código Civil.

Desde una falta de definiciones concretas de términos legales y las inconsistencias en la redacción de las más de 500 páginas de la medida legislativa, hasta la inclusión de elementos que darían al traste con años de avances sociales, el proyecto de ley que crearía un nuevo Código Civil para Puerto Rico está plagado de fallas que tienen que ser corregidas antes de que sea aprobado, coincidió un grupo de expertos en Derecho.

Ante esto, seis juristas solicitaron al Senado realizar una evaluación profunda y pausada de la pieza, pues de ser aprobada tal cual, dislocaría el sistema judicial.

Esto requiere un proceso mucho más deliberado, sosegado y de explicación de los fundamentos. No puede ser como cualquier proyecto de ley que se pasa, se descarga y nadie sabe nada”, indicó la exjueza presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta.

Los expertos participaron recientemente en una mesa redonda con la Junta Editorial de El Nuevo Día, encuentro durante el cual esbozaron sus principales preocupaciones con el documento.

El catedrático de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, Carlos Ramos González, señaló que cada elemento que forma parte del Código Civil debe ser justificado y explicado, de modo que se entienda el razonamiento legal detrás de cada cambio durante todo el tiempo que esté vigente.

El Código Civil no es una constitución, pero es tan importante como una”, sostuvo. “En el trabajo que se hizo hasta el 2010, podemos decir quizás que hasta el 2017, de los trabajos de aquella Comisión (Conjunta) Revisora del Código Civil hay documentos que explican todos y cada uno de los cambios. ¿Por qué esto es fundamental? Es fundamental porque lo que se haya hecho, ¿cómo es posible que no sepamos por qué se hizo? ¿Cómo se va a analizar?”, añadió Ramos González.

En un documento que tiene tanto impacto como el Código Civil, hasta los cambios que pudieran parecer simples pueden generar una cadena de reacciones que se puede evitar, apuntó Fiol Matta. Por ejemplo, el artículo 2 del proyecto de ley no considera la jurisprudencia del Tribunal Supremo -que son los casos decididos y publicados por el máximo foro judicial- como una de las fuentes del Derecho puertorriqueño. En la práctica,esto ha sido así por décadas.

El catedrático de Derecho Constitucional de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR) José Julián Álvarez recordó que una opinión del Supremo estableció el precedente necesario para que se reconociera en la isla el divorcio por consentimiento mutuo.

“La jurisprudencia es fuente de Derecho. Tomó ‘veintipico’ de años por vía legislativa crear el divorcio por mutuo consentimiento y se creó otro, el de ruptura irreparable. Tuvimos divorcios por mutuo consentimiento durante años por métodos creados por los tribunales, sin intervención legislativa”, expresó el profesor Álvarez.

El proyecto de ley que ahora pasa a la consideración del Senado establece que “la jurisprudencia complementa el ordenamiento jurídico”, lo que da paso a múltiples interpretaciones, señaló el catedrático en Derecho Constitucional de la Escuela de Derecho de la UPR Efrén Rivera Ramos.

“En Puerto Rico, desde principios del siglo 20, hemos entendido que la jurisprudencia, las decisiones del Tribunal Supremo, son fuentes de derecho. Una decisión del Tribunal Supremo puede generar norma, no solo interpreta (la ley)”, expresó. “(Si se aprueba el proyecto como está redactado) algún abogado ingenioso puede plantear que ‘a mi cliente no le aplica el precedente del Tribunal Supremo de Puerto Rico porque esa jurisprudencia solamente lo que hace es complementar el ordenamiento jurídico’”, añadió.

Aunque esa definición en torno a las fuentes de derecho ha estado contenido en el proyecto desde sus inicios, otros cambios fueron incluidos posteriormente.

Enmiendas sin explicación

La Cámara de Representantes aprobó el 4 de marzo el proyecto confeccionado desde la Comisión cameral de lo Jurídico. El documento recoge parte de los trabajos realizados durante las pasadas dos décadas para revisar el Código Civil, pero durante el debate legislativo se le realizaron enmiendas sin que se dieran explicaciones sobre por qué eran necesarios esos cambios, señaló la secretaria de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Puerto Rico y exjueza del Tribunal de Apelaciones, Lady Alfonso de Cumpiano.

Por ejemplo, la versión aprobada eliminó los artículos que hacían referencia a los contratos de franquicias, se dejaron fuera a los padres y abuelos (los familiares ascendentes) en los casos de sucesión cuando una persona deja un testamento, y se modificó el concepto de ley que cobija las reclamaciones de daños para que, entre un grupo de codemandados, responda la parte con mayor solvencia económica y esta luego intente recobrar a los demás, lo que se conoce como solidaridad.

Esta última enmienda fue uno de los elementos que más tensión creó entre los legisladores, pues está en contraposición con el concepto de mancomunidad, bajo el cual cada parte puede ser demandada según su responsabilidad en el daño que sufrió la víctima. La mancomunidad es el concepto favorecido por las aseguradoras.

“En todos los países de la civilización occidental, hay que tomar una decisión: o protegemos a la víctima o protegemos al victimario. Y el derecho a todas partes de la sociedad occidental han tomado partidos a favor de las víctimas”, indicó Álvarez al respaldar la decisión de enmendar el proyecto para favorecer la solidaridad.

Compleja la transición

Rivera Ramos explicó que hay una expectativa de que el Código Civil sea un documento coherente, y las enmiendas en el piso del hemiciclo sin que se dé a conocer la razón para su integración podrían generar problemas de interpretación y de aplicación en el futuro.

“Cualquier conflicto que llegue a los tribunales y un juez, por más que se diga que cada ley es clara, no hay tal cosa como una ley clara. “Los jueces necesitan materiales para poder interpretar la ley a la luz de hechos particulares. Y si lo que encuentran es un vacío...”, expresó Fiol Matta.

Esa coherencia que se necesita en un documento complejo además se obstaculiza con el uso de varios términos para referirse al mismo concepto, como cuando se usa no nacido, nasciturus, persona no nacida y ser humano en gestación, entre otros, para referirse a un feto, apuntó Ramos González.

“Hay que escoger una definición y, la que sea, hay que explicarla”, manifestó Ramos González.

No obstante, los juristas también señalaron que varias de las definiciones que sí están contenidas en la medida legislativa no reconocen el panorama legal en la isla al no tomar en cuenta figuras que ya están establecidas.

El catedrático de Derecho Civil de la Facultad de Derecho de la Inter Luis Rafael Rivera Rivera señaló que la definición de propiedad que aparece en el artículo 763 -“el derecho por virtud del cual una cosa pertenece en particular a una persona con exclusión de cualquiera otra”- es una noción anticuada que no da espacio a conceptos adoptados en las últimas décadas, como la propiedad constitucional o la propiedad colectiva.

Asimismo, el artículo 75 establece que el cuerpo humano “no puede ser objeto de contratación privada”, lo que cierra la puerta a la subrogación gestacional, argumentó Alfonso de Cumpiano.

Estos elementos, no obstante, no implican que el Código Civil prohíba prácticas modernas, pues estas se pueden regular mediante leyes. Pero no queda claro que esta sea la intención legislativa ante la falta de explicaciones, reiteró Rivera Rivera.

Sin embargo, esa falta de detalles también creará obstáculos en el proceso para adiestrar a los jueces y abogados del país, manifestó Fiol Matta. El proyecto de ley da 180 días desdela aprobación de la medida hasta que entre en vigencia.

“Cuando se aprobó el Código Penal de 2004, se tuvieron que dar innumerables cursos a los jueces. Había que ir a las regiones. Fue un esfuerzo bien grande de hacer una presentación que también respondiera a las preguntas de ellos y duró casi un año”, recordó la exjueza presidenta.


💬Ver 0 comentarios