La potencia y los efectos destructores de un ciclón son medidos bajo la escala Saffir-Simpson, que los clasifica en 5 categorías en función de la intensidad del viento y los potenciales daños

La amenaza que representa el huracán María sobre Puerto Rico ha ocasionado que el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) emitiera esta mañana una vigilancia de huracán. 

Este boletín anticipa que es posible que la isla experimente condiciones de huracán dentro de 48 horas. Pero, ¿qué significa estar bajo una vigilancia o un aviso de huracán?  

Según el Servicio Nacional de Meteorología, estos niveles de alerta responden a lo siguiente:

Vigilancia de tormenta tropical: Condiciones de tormenta tropical son posibles en el área especificada, por lo general dentro de 48 horas.

Aviso de tormenta tropical: Condiciones de tormenta tropical son probables en el área especificada, por lo general dentro de 36 horas.

Vigilancia de huracán: Condiciones de huracán son posibles en el área especificada, por lo general dentro de 48 horas. Durante una vigilancia de huracán, prepárese para tomar medidas inmediatas para proteger su familia y bienes en caso de que emitan un aviso de huracán.

Aviso de huracán: Se esperan condiciones de huracán en el área especificada, por lo general dentro de 36 horas. Termine todas las preparaciones y desaloje el lugar si es exigido por los funcionarios locales.

Avisos y vigilancias de corto plazo: Información detallada sobre las amenazas de un huracán específico, tales como tornados, inundaciones y vientos fuertes.


💬Ver 0 comentarios