(semisquare-x3)
El deslinde de la zona marítimo terrestre en Cantera se haría en conjunto entre la comunidad y el Departamento de Recursos Naturales. (GFR Media)

Los residentes de la Península de Cantera, en San Juan, siguen a la espera de que la Legislatura concilie sus diferencias en torno al proyecto para el deslinde de la zona marítimo terrestre en la comunidad, y confían en que la medida esté lista para enviarla a La Fortaleza este mismo mes.

El Proyecto del Senado 931 fue radicado el pasado 4 de mayo y aprobado por ese cuerpo el 20 de agosto. La Cámara de Representantes hizo lo propio el 14 de enero, pero le introdujo enmiendas. Por lo tanto, desde el 22 de enero, la medida es atendida por un comité de conferencia, un grupo integrado por senadores y representantes –de todos los partidos– para armonizar las dos versiones avaladas.

“Revisamos la versión final del proyecto que nos enviaron y tiene todo lo que necesita para ser aprobado por la comunidad, la Rama Legislativa y que pueda darse el proceso de deslinde. Estamos conformes con las correcciones porque eran simples”, dijo a El Nuevo Día la directora ejecutiva de la Compañía para el Desarrollo Integral de la Península de Cantera, Francine Sánchez.

Durante las vistas públicas que realizó la Cámara, trascendió que el proyecto tenía varios errores, entre estos, que no obligaba al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) a realizar el deslinde, ni incorporaba la demarcación histórica preparada por esa agencia en 2008.

Sánchez y Gertrudis Calderón, presidenta del Consejo Vecinal Pro Desarrollo de la Península de Cantera, indicaron que se acordó establecer en el proyecto que el deslinde lo hará la Compañía, con el apoyo del DRNA.

“La Compañía va a contratar a un agrimensor debidamente licenciado en Puerto Rico”, expresó Calderón.

De convertirse en ley, el deslinde en el litoral de Cantera se haría en 90 días. El plano incluiría la línea de deslinde histórica hecha por el DRNA y reflejaría la alineación proyectada por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para el dragado del Caño Martín Peña. También, reflejaría la franja para el desarrollo del Paseo Lineal con sus elementos principales (áreas verdes, aceras y vías de rodaje).

A tono con el Plan de Desarrollo Integral de la Península de Cantera –que presenta los objetivos y guías de desarrollo físico, social y económico de la comunidad–, los factores que demarcarían el deslinde serían el límite del Paseo Lineal hacia el litoral y el cumplimiento con el nivel mínimo de elevación del terreno de 0.80 metros sobre el nivel del mar.

“Lleguemos a consenso”

Miguel Romero es el senador que presentó el proyecto por petición de la Compañía. Cuestionado sobre el estado de la medida, dijo que las enmiendas que trabaja el comité de conferencia “permitirán que lleguemos a consenso, que se convierta en ley y que se haga el deslinde”.

“Este deslinde va a beneficiar a la comunidad”, sostuvo Romero, tras destacar el acuerdo logrado para que se haga en conjunto entre la Compañía y el DRNA.

Indicó que otro cambio incorporado es que el deslinde deberá seguir los parámetros establecidos para dar cumplimiento a la Ley para el Desarrollo Integral del Distritito de Planificación Especial del Caño Martín Peña (Ley 489-2004), del que Cantera forma parte.

“Esto se incluye porque el deslinde tiene que responder a una política pública que tiene que evitar el desplazamiento de las comunidades y, en cambio, atender sus situaciones económicas y sociales”, dijo Romero, quien preside la Comisión de Gobierno.

En esa misma línea, Sánchez y Calderón recordaron que muchos residentes llevan años esperando el deslinde, con el propósito de obtener títulos de propiedad.

El proyecto precisa que, una vez adoptado y certificado el deslinde por el DRNA, todos los terrenos dentro de la franja del Paseo Lineal y hasta el límite histórico de 2008 serían declarados patrimoniales del Estado, bajo la titularidad de la Compañía.

A partir de 90 días, la Compañía obtendría la titularidad de los terrenos sobre lo que no se haga concesión de títulos. La Compañía, a su vez, transferiría la titularidad de esos terrenos, según los desarrollos y usos aprobados en el Plan de Desarrollo.

“El único propósito que tiene este proyecto es adelantar los intereses comunitarios. Aquí no va a haber apertura para nada más que eso”, dijo Romero, al descartar que la medida cree un precedente para que otras comunidades soliciten el deslinde de la zona marítimo terrestre en su área.

Se mostró confiado en que el comité de conferencia culminará su trabajo “en las próximas semanas”, de forma que el proyecto esté listo para la firma del gobernador Ricardo Rosselló “no más tarde de que culmine este mes”.

En términos similares se expresó el representante Eddie Charbonier, presidente de la Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud, quien no anticipó problemas con la medida. “Los errores que tenía ya se atendieron para el beneficio de la comunidad”, dijo.


💬Ver 0 comentarios