Ricardo Rosselló hizo el anuncio por Twitter. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
Ricardo Rosselló hizo el anuncio por Twitter. (Archivo / GFR Media)

Washington - El gobernador Ricardo Rosselló dijo hoy que la Casa Blanca le ha confirmado que el presidente Donald Trump irá a Puerto Rico en los próximos días a inspeccionar sobre el terreno los daños causados por el huracán Irma, que calcula en unos $1,000 millones.

El presidente también confirmó la información esta tarde.

“Iré a las Islas Vírgenes. La próxima semana, como ustedes saben, (es la Asamblea General de las) Naciones Unidas. Voy a ir a las Islas Vírgenes y Puerto Rico en algún momento al final de la próxima semana o la semana siguiente”, dijo el presidente Trump, a bordo del Air Force One, en su viaje de regreso a Washington D.C., tras inspeccionar áreas del estado de Florida asoladas por el huracán Irma.

Trump recordó que ha estado en contacto con los gobernadores de Puerto Rico, Rosselló, y las Islas Vírgenes estadounidenses, Kenneth Mapp.

“Hablé con los dos gobernadores. Lo tenemos muy bien cubierto. Islas Vírgenes fue realmente golpeado. Fueron golpeados tan duro como lo que he visto (en otras zonas). Pero iré allí al final de la semana o al principio de la semana siguiente. Iré también a Puerto Rico el mismo día”, agregó.

Rosselló indicó que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Bossert, le confirmó el viaje del presidente Trump, que sería el primero de un gobernante estadounidense a la Isla en seis años.

El gobernador habló del viaje de Trump a la Isla en una conferencia de prensa junto a la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, y los exgobernadores Alejandro García Padilla y Aníbal Acevedo Vilá, en la que repasó el apoyo que da su gobierno a damnificados del huracán Irma de islas del Caribe y los esfuerzos por conseguir que el Congreso preste atención a la crisis económica de la Isla.

Trump incluiría su visita a Puerto Rico en un viaje que tiene previsto para las Islas Vírgenes estadounidenses, que sufrió un golpe severo del huracán Irma. La Casa Blanca aún no ha anunciado el viaje oficialmente.

La ocasión más reciente en que un presidente de EE.UU. estuvo en Puerto Rico fue en junio de 2011, cuando Barack Obama fue a San Juan a un evento de recaudación de fondos, reuniones oficiales y visitar localidades.

La visita de Obama marcó la primera de un presidente de Estados Unidos a la Isla en medio siglo.

Tras el huracán Georges, en 1998, la entonces primera dama de EE.UU., Hillary Clinton, dio un viaje oficial a Puerto Rico. El presidente Bill Clinton, además, creó un grupo de trabajo interagencial dedicado exclusivamente a atender las necesidades de Puerto Rico tras el azote de Georges.

En términos de la ayuda federal para atender los daños causados por el huracán Irma, Rosselló indicó que la Casa Blanca le ha dado pleno apoyo y que el asesor Bossert le aseguró que en términos de asistencia de emergencia “va a haber trato igual”.

El gobernador dio Bossert detalles del centro de asistencia de emergencia que ha establecido su gobierno en San Juan, por el cual cree que pueden atender a cerca de 4,000 refugiados, principalmente de las Islas Vírgenes estadounidenses y británicas.

“Le agradezco a la administración Trump confiar en Puerto Rico para ésta histórica gestión”, dijo el gobernador.

Sobre los daños causados por el huracán Irma en la Isla, Rosselló indicó que de los $1,000 millones en pérdidas, entre $300 millones y $400 millones pueden haber sido daños a la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Una semana después del ciclón, la AEE todavía busca restablecer el suministro deelectricidad para decenas de miles de abonados.

Rosselló fue luego con la comisionada González, los exgobernadores Acevedo Vilá y García Padilla, y los congresistas demócratas boricuas Nydia Velázquez (Nueva York) y José Serrano (Nueva York) a una reunión con la líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, centrada en el abismo fiscal de $1,200 millones al que se enfrenta el sistema de salud de Puerto Rico y una posible reforma tributaria.

Luego, Rosselló y González se reunían con el número dos de la mayoría cameral, Kevin McArthy, y el portavoz adjunto de la minoría demócrata, Steny Hoyer.


💬Ver 0 comentarios