El presidente del Senado, Thomas Rivera Shatz. (GFR Media) (semisquare-x3)
El presidente del Senado, Thomas Rivera Shatz. (GFR Media)

El presidente del Senado Thomas Rivera Schatz defendió esta mañana tanto la instalación de un gallo de bronce como una estatua en la futura Plaza de los Creyentes, del distrito capitalino, al tiempo que distanciaba la presidencia del cuerpo legislativo del organismo llamado a supervisar esas obras: la Superintendencia del Capitolio.

A pesar de que la Superintendencia del Capitolio, dirigida por José Jerón Muñiz Lasalle, englobó en $36,000 el costo de toda la actividad del sábado en que se develó el monumento a las peleas de gallo, su portavoz Karla Calzada aclaró luego a El Nuevo Día que la figura del gallo, comisionada a la empresa Julisssa Casting, costó esa cantidad.

“Ellos (Superintendencia) decidieron organizar el evento, hubo auspiciadores de la empresa privada y todo tuvo un costo de $36,000. Habrá quien está a favor y habrá quien está en contra. Hay que poner en perspectiva que este recinto es visitado por cientos de miles de turistas… y (hay) que tener en condiciones adecuadas y que se proyecte lo que es la cultura de Puerto Rico. Eso me parece que no es malo”, dijo en un aparte con periodistas.

¿Se justifica el costo?, se le insistió.

“¿Qué más te puedo decir? Si ellos decidieron hacer eso y tiene un costo, el que esté a favor que esté a favor y el que esté en contra está en contra”, respondió el líder senatorial, quien participó en la ceremonia de develación del monumento. De hecho la base donde se encuentra el gallo incluye un mensaje firmado por Rivera Schatz.

“Habrá quien estime que eso está bien y habrá quien estime que eso está mal”, dijo.

Si bien el nombramiento del superintendente del Capitolio tiene que ser aprobado por los dos presidentes legislativos, según dispone la ley orgánica de la Superintendencia, por uso y costumbre responden a un solo presidente. En este cuatrienio el superintendente responde a Rivera Schatz, quien ha sido consistente en negar eso al plantear que la Superintendencia tiene autonomía fiscal y operacional.

“Es falso decir que la Oficina de Servicios Legislativos (otra entidad independiente) y la Superintendencia responden a Cámara o Senado”, dijo. “El que diga eso dice un soberano disparate”.

Muñiz Lasalle no ha querido contestar preguntas de El Nuevo Día sobre se monumento ni sobre la decisión de modificar el contrato con la empresa Codom Construction para instalar una estatua en la Plaza de los Creyentes. El costo de una base instalada fue sufragado con una enmienda al proyecto de $15,000 para aumentar el monto del contrato a $204,000.

“El entorno capitolino es un lugar que visitan cerca de 300,000 turistas al año…. los cientos de miles que vienen al área del Capitolio y disfrutan de eso, ¿la pregunta es que sólo vayan al caso del Viejo San Juan y que no haya nada más que ver? El que quiera vivir con esa angustia, pues no tengo problema”, dijo Rivera Schatz.

“Si alguien tiene un caso que plantar (en los tribunales) sobre separación de Iglesia y Estado… no se está imponiendo eso. El creyente es un concepto abierto”.


💬Ver 0 comentarios