Los animales han invadido las calles de la zona desde hace varios años, lo que mantiene preocupados a los residentes del área.

Cientos de cerdos vietnamitas pululan por las calles de la Península de Cantera, el Caño Martín Peña y comunidades aledañas desde hace varios años, lo que mantiene preocupados a los residentes del área.

Aunque vecinos y líderes comunitarios de estas zonas coinciden en el grave problema de salud pública que esta situación representa, no aparenta haber un consenso sobre qué hacer para controlar la sobrepoblación de estos animales.

"Llevamos dos años tratando de que (los Departamentos de) Agricultura, Salud, Recursos Naturales, el municipio de San Juan y el USDA tomen acción. No se puede pretender que la comunidad resuelva el problema. Aquí todo el mundo tiene que cantar la misma canción", denunció Aileen Morales, líder comunitaria del Sector del G-8 del Caño Martín Peña.

Según Lyvia Rodríguez, directora ejecutiva del Proyecto Enlace del Caño Martín Peña, aunque han habido reuniones y llamadas telefónicas con las agencias de gobierno correspondientes, hasta la fecha no ha habido acción concreta.

"Esta comunidad no se puede hacer cargo de una plaga. No es responsabilidad del G-8 ni del Caño Martín Peña, para eso están las entidades gubernamentales", reiteró Rodríguez.

Por su parte, a la líder comunitaria Iris Rijo le preocupa que alguno de estos animales ataque o muerda a alguien, especialmente a algún niño, o les transmita alguna enfermedad si los tocan sin guantes y otras precauciones.

Durante un recorrido que dio hoy El Nuevo Día por la Península de Cantera, se observaron decenas de cerdos de diversos tamaños, usualmente en grupos.

"Me da pena porque son animales pacíficos. Se pasan dando vueltas. Lo que hacen es comer, dormir y reproducirse", dijo Luis Marcano, residente de Cantera, quien admitió que tanto él como su esposa le dan alimento a los cerdos que pasan por al frente de su casa, como pan y arroz.

Por su parte Ramón Roena, quien vivía en esta comunidad y todavía la visita, advirtió que no debe ser una solución el matar a estos animales, posible acción que ha estado en discusión en las redes sociales en las últimas semanas.

"Eso es una falta de respeto. Nos quieren también quitar las peleas de gallo", dijo sobre una prohibición que se levantó a nivel federal.


💬Ver 0 comentarios