La gobernadora Wanda Vázquez. (GFR Media)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció hoy, viernes, durante una reunión con representantes de la industria de gallos, que su administración presentará un recurso legal, como amigos de la corte, apoyando los reclamos legales que buscan que se declare inconstitucional la ley federal que prohibirá, a partir de finales de diciembre, las peleas de gallos en Puerto Rico. 

Específicamente, el Departamento de Justicia local podría estar presentando el recurso la próxima semana ante el juez federal Gustavo Gelpí, quien preside sobre los dos pleitos, consolidados en uno, que presentaron el Club Gallístico de Puerto Rico en Isla Verde y la Asociación Cultural y Deportiva del Gallo Fino de Pelea. 

Estas organizaciones, en esencia, alegan que la ley federal agrícola del 2018 viola los derechos constitucionales de libertad de expresión, libertad de asamblea e incide ilegalmente sobre aspectos culturales de los puertorriqueños. 

“Salimos (de la reunión) con un ánimo increíble. La gobernadora se va a unir como amiga de la corte en el caso. Ya el recurso se está trabajando y próximamente lo estarán radicando”, dijo Jeovhanni Nieves, presidente de la Asociación Cultural y Deportiva del Gallo Fino de Pelea. 

Juan Quintero, de la organización Unidos por los Gallos, indicó que el apoyo de la mandataria implica un cambio significativo en comparación con el antiguo inquilino del Palacio de Santa Catalina, Ricardo Rosselló Nevares, quien, según alegó, no hizo gestiones a favor de la industria de peleas de gallos. 

“Esto nos genera una tranquilidad extraordinaria. Lo que queremos es enviar que una industria reglamentada se vaya a la clandestinidad. Eso no es opción”, sostuvo Quintero.

Actualmente, está en el proceso de alegaciones escritas ante el juez Gelpí. El abogado Edwin Prado explicó que probablemente en las próximas semanas el caso esté completamente sometido para la consideración del juez. 

La expectativa es que, independientemente de lo que decida el juez, el caso sea apelado, posiblemente hasta el Tribunal Supremo estadounidense. 

"No es lo mismo que unas asociaciones privadas expresen el atropello que están haciendo con Puerto Rico a que el gobierno sea el que lo exprese. Ahí es el pueblo de Puerto Rico, no somos solo las organizaciones privadas, las que estamos alegando una injusticia… Antes que naciera la nación de EE.UU. aquí ya se jugaba gallos", dijo Prado. 

Una ley agrícola aprobada por el gobierno estadounidense en el 2018 prohíbe, a partir de diciembre de este año, las peleas de gallos en los territorios, incluyendo Puerto Rico. Esta legislación fue impulsada por grupos que abogan por el bienestar de los animales como la organización Humane Society. 

Desde la aprobación de la legislación, los representantes de la industria de peleas de gallos en la isla han intentado, hasta ahora sin éxito, detener la puesta en vigor del estatuto. Las batallas más recientes las están librando en el Distrito de Puerto Rico del Tribunal Federal, con las demandas ante la consideración de Gelpí

"Venimos jugando legalmente desde el 1934 y ahora, de la noche a la mañana, se nos hizo esto", lamentó Juan Quintero.

El otro frente de lucha de los grupos es el propio congreso estadounidense. Para eso, los grupos han contratado al cabildero Charlie Black, precisó Nieves, de la Asociación Cultural y Deportiva del Gallo Fino de Pelea. 

Los galleros dijeron que la gobernadora dijo que también instruirá a la Oficina de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington D.C. que apoye la gestión a favor de que se revierta la porción de la ley agrícola que prohíbe las peleas de gallos. 


💬Ver 0 comentarios