La gobernadora Wanda Vázquez. (GFR Media)

La gobernadora Wanda Vázquez firmó una orden ejecutiva para crear un comité que asesorará a la Junta de Planificación (JP) en la confección de los Mapas de Calificación de Suelos de Puerto Rico, documento que ha creado una controversia entre la dependencia y grupos conservacionistas.

La creación del comité, que tendrá 90 días para rendir un informe a la gobernadora, trascendió en una vista pública esta mañana en la Cámara de Representantes, cuando el asesor legal de la JP, Héctor Morales, hizo el anuncio a preguntas del representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) Víctor Parés Otero, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía.

Luego, La Fortaleza lo anunció en un comunicado de prensa.

“Los procesos de planificación de nuestra isla deben ser vital para lograr la sana convivencia social, considerando la sustentabilidad de nuestros recursos. Es por esto, que el desarrollo justo de las políticas públicas en torno a los usos de nuestros suelos exige la incorporación de todos los sectores de nuestra sociedad”, explicó la primera mandataria en declaraciones escritas.

Indicó que debido al reciente reclamo de ciudadanos para que se extienda el término para someter comentarios, decidió “que sería de beneficio para todos” el que se cree este comité de apoyo y asesoramiento.

“Existe un consenso generalizado de la necesidad de simplificar el análisis de las políticas de uso de suelo en Puerto Rico, así como la creación de una plataforma unificada para la evaluación de solicitudes de permisos, a fin de desarrollar procesos uniformes y sencillos que permitan el desarrollo social y económico, pero protegiendo nuestros limitados y valiosos recursos naturales.”, comentó Vázquez Garced.

El comité estará compuesto por representación del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores, la Junta Examinadora de Planificadores Profesionales, la Sociedad Puertorriqueña de Planificación, la Asociación de Contratistas Generales, la Asociación de Constructores de Puerto Rico, la Asociación de Alcaldes, la Federación de Alcaldes y una organización ambiental escogida por la gobernadora

Esta mañana, la presidenta de la JP, María Gordillo, indicó a preguntas del representante independentista Denis Márquez, que no tenía problema con que se nombrara un comité que asesorara la dependencia que dirige.

El Plan de Uso de Terrenos (PUT), por un lado, clasifica los terrenos en diferentes categorías como suelo urbano, suelo rústico y suelo urbanizable, que son las categorías principales. Dentro del rústico está la categoría especialmente protegido y rústico común. En los urbanizables son programado y no programado. Las calificaciones, antes conocidas como zonificaciones, tienen que reflejar lo que contiene el PUT, pero de una manera más detallada.

Durante la vista, Parés Otero indicó que recomendará a la Cámara de Representantes a que aprueben una resolución ordenando a la JP a que celebra vistas públicas adicionales sobre la adopción de los mapas, esto en respuesta a denuncias de ciudadanos y grupos de interés, quienes han planteado que el proceso de vistas efectuado por la JP fue atropellado y durante el mes de julio, cuando el país estaba concentrando en la crisis política que culminó con la salida del pasado gobernador Ricardo Rosselló.

El estatuto ejecutivo de La Fortaleza no ordena la celebración de vistas públicas adicionales.

“Inmediatamente”, contestó Gordillo cuando se le preguntó si la JP estaba lista para realizar más vistas públicas. “Pero nos tienen que asignar el dinero”, agregó.

En un aparte con periodistas, Gordillo sostuvo que la JP apenas tiene $9,000 para celebrar audiencias públicas. No precisó cuánto sale cada audiencia.

Durante la vista pública, Gordillo insistió en que la JP no está propulsando cambios a los mapas de zonificación.

¿Par qué entonces fueron las vistas públicas?, se le cuestionó.

“Fueron para dar a conocer cuál es la calificación que se le va a dar a cada predio de terreno”, respondió Gordillo. “Queremos que la gente conozca qué va a ocurrir dentro de su entorno”.

Críticos del contenido de los mapas plantean que los cambios van más allá de una simple modificación en la nomenclatura que identifica cada zona y que estos cambios tienen un efecto directo sobre el uso del terreno, vulnerando terrenos agrícolas, protegidos y hasta zonas residenciales.

“Lo que es para conservación es para conservación, lo que es preservación es preservación”, dijo. “El uso no se está modificando”.

Preguntada si los Mapas de Calificación eliminan 99,000 cuerdas de terreno de cobertura vegetal o áreas naturales, Gordillo contestó en la negativa. Sí se redujeron los distritos de zonificación de 300 a 32 en lo que la JP describe como un proceso de “equivalencia”.

“No altera lo que existe”, insistió.

Las denuncias

En un aparte con la prensa durante la vista, el abogado Pedro Saadé y el exvicepresidente de la JP, Pedro Cardona Roig, insistieron en el peligro que representa para el país la adopción de lo que ellos insisten son nuevos Mapas de Calificación.

“Con las equivalencias les permite a ellos consolidar distritos”, explicó Cardona Roig.

“Ellos dicen que le están dando un nombre común a las mismas cosas, pero eso no es así”, intervino Saadé. “Están yendo mucho más allá”.

Saadé, de hecho, radicó un recurso de Mandamus en el Tribunal de San Juan cuestionando la manera en que la JP celebró las vistas públicas, si fue efectiva en divulgar correctamente a la ciudadanía el contenido de los nuevos mapas y si esa información está contenida en la página de internet de la JP. Como remedio, solicita que el juez obligue a la JP a que ponga en su portal cibernético una comparación de los distritos, se produzcan mapas en papel y se remitan a los municipios, tomando en consideración la cantidad de gente que no tiene acceso a la Internet o no tienen suficiente conocimiento para encontrar los mapas en la página de la JP.

“Si me estás diciendo que estás usando nombres comunes para los mismos distritos entonces me tienes que permitir a mi comparar el distrito como está y el nombre que le estás dando ahora”, dijo Saadé. “Ahora ese nombre tiene una definición distinta y por ende no se va a poder saber qué se permitirá saber qué se permitirá ahora en esa zona”.

¿Las comunidades están a ciegas?

“Y a dos niveles”, contestó Cardona Roig. “Quiero saber cómo queda mi casa, pero también quiero saber qué rodea mi casa y no puedo conocer lo que son las propuestas para el entorno de mi casa porque nadie me lo ha presentado”.

Al referirse a ejemplos Saadé, plantea que lugares como el Jardín Botánico de Río Piedras, los parques Luis Muñoz Rivera y Luis Muñoz Marín y “casi toda la costa de la zona metropolitana”. Según indicó, la clasificación en estos lugares permitiría colocar agencias gubernamentales, darle un uso de recreación y deportes, construir carreteras o trenes.

“Es una locura”, dijo.

Otro cambio, dijo Saadé, permitiría el desarrollo de empresas start ups y viviendas habilitadas para renta a largo plazo en zonas residenciales.

En cuanto a la agricultura, Saadé indica que “permitiría la destrucción de la agricultura” en el Valle de Lajas, argumentó que Gordillo rechazó.


💬Ver 0 comentarios