Los residentes de la égida le indicaron al alcalde Julio Roldán Concepción que están bajo amenaza de no hablar públicamente sobre el trato que reciben.
Los residentes de la égida le indicaron al alcalde Julio Roldán Concepción que están bajo amenaza de no hablar públicamente sobre el trato que reciben. (GFR Media)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

--

La Procuraduría de las Personas de Edad Avanzada atiende, con la ayuda del alcalde Aguadilla, una serie de querellas en las que personas alertaron sobre una égida cuya administración, supuestamente, abandonó a unos 80 residentes.

La doctora Carmen Delia Sánchez Salgado, procuradora de las Personas de Edad Avanzada, indicó a El Nuevo Día que tras ver reportajes sobre el supuesto abandono de los residentes, en su mayoría adultos mayores, de la Égida Jardín del Atlántico, se comunicó con el alcalde Julio Roldán Concepción para que proveyera asistencia a la institución.

“Esa égida recibe fondos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano federal (HUD, en inglés), pero hay que entender que son viviendas independientes y que cuando alguien se muda a una vivienda como esta, no puede depender exclusivamente del administrador. Ahora, puesto que la población, en su mayoría, son adultos mayores, van a necesitar más ayuda para comprar comida, para recibir agua, para moverse a recibir servicios esenciales”, resaltó Sánchez Salgado vía telefónica.

La Procuradora añadió que tras comunicarse con Roldán Concepción, el alcalde se movilizó y llevó trabajadores sociales, comida, agua, hielo y seguridad mediante oficiales de la Policía Municipal.

Precisamente, Roldán Concepción explicó a El Nuevo Día que es la segunda ocasión, desde que asumió las riendas del ayuntamiento, que interviene para garantizar el bienestar y la seguridad de los residentes de la égida, y adelantó que será la última ocasión, pues acudirá a los tribunales para frenar lo que catalogó como los “abusos” por parte de la administración de la institución.

“El municipio, en esencia, se hizo cargo de la égida desde el pasado sábado (cuando la isla comenzó a sentir los efectos del huracán Fiona). Desde ese momento, cuando residentes nos entregaron una carta que recibieron en la que les informaron que los generadores no estaban funcionando, ordené llevarle a los residentes desayuno, almuerzo y cena, agua potable y agua para los baños, servicios médicos, transportación y seguridad mediante la Policía Municipal, pues esa zona en el barrio Caimital Alto está a oscuras”, subrayó el mandatario.

Roldán Concepción resaltó que no han tenido comunicación con los administradores de la égida desde que comenzaron a ayudar a los residentes y que tampoco han recibido una explicación sobre la razón por la que, supuestamente, estas personas abandonaron a los residentes a su suerte.

“Esta es la segunda ocasión que he tenido que intervenir para proteger a estos residentes; la primera vez fue durante el apagón general de hace tres o cuatro meses atrás, situación en la que la administración también los abandonó. Pero esta es la segunda y última vez que voy a permitir esto... ya me comuniqué con los abogados del municipio y vamos a acudir a los tribunales para detener estos abusos de una vez y por todas”, enfatizó Roldán Concepción.

El alcalde de Aguadilla dijo que fueron muchos los residentes que le comunicaron que viven bajo amenaza de ser removidos del complejo si se quejan abiertamente sobre el trato que reciben y de los abusos de los que son objeto.

“El municipio va a tomar acción legal para detener estos atropellos y abusos contra estos residentes. Los han amenazado de sacarlos si se quejan públicamente, y en estas residencias solo pagan unos $170, pues lo demás lo subsidia HUD, así que por eso sienten las amenazas de no hablar”, subrayó Roldán Concepción, quien explicó que el generador del complejo se dañó tres años atrás y que la administración no ha reparado.

El alcalde estimó que han utilizado sobre $20,000 en fondos municipales para atender las necesidades de la població de la égida, además de resaltar la dificultad de conseguir camiones cisterna en momentos en que la isla atraviesa por una emergencia general. La primera dama de Aguadilla, la doctora Grissel Villanueva Respeto, provee servicios médicos a los residentes.

El Nuevo Día intentó obtener una reacción de la administración de la égida, pero las llamadas al teléfono registrado en el listado de instituciones que se benefician de la Ley 173, pero no recibimos contestación.

Se mantienen fiscalizando

La situación en la Égida Jardín del Atlántico es apenas una de múltiples querellas que la Procuraduría de las Personas de Edad Avanzada ha recibido y que maneja desde el azote, el pasado sábado, del huracán Fiona.

Aunque Sánchez Salgado dijo que, de momento, no podía proveer datos en cuanto a la cantidad de querellas recibidas debido a que la red informática fue apagada ante la falta de aire acondicionado en la sede de la oficina, resaltó que están utilizando los recursos disponibles para atender cada situación y para mantener su función fiscalizadora.

“Estamos en un proceso de acopio mediante los Centros de Actividades Múltiples (para Personas de Edad Avanzada, o CAMPEA), con los que tenemos contacto directo. Estamos recibiendo llamadas y querellas y mañana tendremos una reunión para evaluar cuál es la situación actual”, recalcó Sánchez Salgado.

“Hemos recibido querellas sueltas en el área metro, de condominios donde residen personas de edad avanzada donde los elevadores no funcionan, por falta de electricidad, y que no tienen agua o la manera de moverse, nuevamente, por la falta de elevadores funcionales. Estas égidas también enfrentan un problema serio por el costo y escasez de diésel”, añadió.

Sánchez Salgado indicó que, precisamente, son las égidas y los condominios las instituciones más vulnerables por la falta de energía eléctrica. Aparte de los ascensores no funcionales, estas instituciones también necesitan electricidad para correr equipo esencial como respiradores, máquinas de alimentación automática, camas multiposicionales y máquinas para terapia respiratoria, entre otras.

“Nos estamos concentrando en el aspecto nutricional, en asegurarnos, mediante los Centros de Cuidado de Larga Duración, que estas instituciones tengan alimentos para proveer a sus residentes. Como una buena parte de estos centros son municipales, a través de ellos podemos llegar a las égidas en las comunidades para proveerles alimentos, agua. Y si hay un municipio que no cuenta con un centro, podemos hacer compras mediante un suplidor oficial del gobierno para llevar esos alimentos a donde se necesitan”, dijo Sánchez Salgado.

💬Ver comentarios