Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El Municipio de Gurabo  inició alianzas con entidades como el Centro de Salud Justicia para evitar agresiones sexuales. Ayer, la menor embarazada por su padrastro, en ese pueblo, tuvo a su  bebé.
El Municipio de Gurabo inició alianzas con entidades como el Centro de Salud Justicia para evitar agresiones sexuales. Ayer, la menor embarazada por su padrastro, en ese pueblo, tuvo a su bebé. (Teresa Canino Rivera)

Cuando la alcaldesa de Gurabo, Rosachely Rivera, conoció durante el fin de semana del caso de la menor de 13 años que resultó embarazada víctima de un patrón de agresión sexual por parte de su padrastro, le invadió un sentido de impotencia que la llevó a cuestionarse cuántos menores podrían estar experimentando situaciones similares.

💬Ver comentarios