Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los entrevistados coincidieron en que la privatización del recogido de basura permite “disfrazar” su costo real, al igual que la falta de estadísticas y rendición de cuentas dificulta fiscalizar cómo se ofrece el servicio.
Los entrevistados coincidieron en que la privatización del recogido de basura permite “disfrazar” su costo real, al igual que la falta de estadísticas y rendición de cuentas dificulta fiscalizar cómo se ofrece el servicio. (Vanessa Serra Díaz)

El esquema de corrupción relacionado con el recogido de basura revelado recientemente por las autoridades federales ha contribuido a que los municipios de Puerto Rico se mantengan rezagados en las metas de reciclaje y, por consiguiente, a perpetuar un modelo ineficiente de manejo de residuos sólidos que deteriora el ambiente y la salud pública, coincidieron expertos en el tema.

💬Ver comentarios