El candidato a la gobernación por el PNP, Pedro Pierluisi. (GFR Media)

El candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, definió este lunes el actual sistema contributivo como “oneroso y complicado”, por lo que dentro de su plan de desarrollo económico propone una nueva reforma contributiva.

“Voy a reducir las tasas de contribuciones, tanto para los individuos como para las empresas, con especial atención a los pequeños y medianos comerciantes", expresó Pierluisi. "Hay que simplificar el cumplimiento, para que seamos más competitivos y propenda el desarrollo económico, lo cual a su vez aumentará los recaudos del gobierno sin gravar injustamente a nuestros ciudadanos y empresarios locales”, añadió en un comunicado de prensa.

El sistema contributivo actual no alcanza todavía los dos años de vigencia, pues fue el 10 de diciembre de 2018 cuando el entonces gobernador Ricardo Rosselló firmó la Ley 257-2018, el proyecto de reforma contributiva de la actual administración gubernamental.

De acuerdo con La Fortaleza, el actual modelo redujo la carga contributiva de los individuos y corporaciones, eliminó a un 77% de los contribuyentes el impuesto sobre la prestación de servicios rendidos a otros comerciantes (conocido como B2B) y redujo el IVU de alimentos preparados de 11.5% a 7%.

Tan reciente como en abril, la gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó la Ley 40-2020, una medida del representante Antonio “Tony” Soto Torres, que enmendó la Reforma Contributiva. El gobierno defendió que dichas enmiendas ampliaron los beneficios para los contribuyentes, empresarios y personas de la tercera edad.

En sus expresiones sobre el sistema que propone, Pierluisi subrayó que “me aseguraré de que las PYMES tengan el mejor trato contributivo posible. Crearé campañas en apoyo de los comerciantes locales, aumentaré los fondos de capital semilla a jóvenes y mujeres emprendedoras, y promoveré que el Departamento de Desarrollo Económico expanda sus servicios de apoyo técnico a empresarios y microempresarios en la Isla”.

En cuanto a desarrollo económico, también propuso la creación de un sistema “realmente ágil” de permisos mediante auto-certificaciones y una identificación digital única, “para que el gobierno no pida documentos que ya tiene”.

Además, defendió que se asegurará de que se inviertan “debidamente y con celeridad” todos los fondos federales otorgados para la recuperación tras el huracán María, los terremotos y la pandemia.

Para esto, propone “estrategias de gerencia y supervisión” y viabilizar que los proyectos sean llevados a cabo mayormente por contratistas y suplidores locales.

“Adoptaré la innovación digital como un principio rector de la transformación económica y social del lado del gobierno. En el lado del sector privado, esta transformación conllevará la expansión de infraestructura de banda ancha y 5G para aumentar la interconectividad de nuestros comercios, facilitar el trabajo a distancia y promover las microempresas de tecnología”, dijo el presidente del PNP. R

Respecto a la infraestructura de banda ancha, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) aprobó en junio $237.9 millones en fondos por tres años para expandir, mejorar y reforzar las redes móviles de banda ancha en Puerto Rico y las Islas Vírgenes. De ese total $59.5 millones deberán destinarse al despliegue de redes 5G en ambos mercados.

En el caso de Puerto Rico y tras un proceso de licitación competitiva, la FCC aprobó $97.8 millones para AT&T; $76.6 millones para la Puerto Rico Telephone Company (cuya red opera Claro); y $59.6 millones para T-Mobile.