Foto del embalse Carraízo, en medio de la sequía que afecta a Puerto Rico.
Foto del embalse Carraízo, en medio de la sequía que afecta a Puerto Rico. (Carlos Rivera Giusti)

En medio de un racionamiento que afecta a cerca de 20,000 abonados, la presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán Crespo, informó hoy, jueves, varias alternativas para atender la sequía moderada que enfrenta la isla y la pérdida de 276 millones de galones de agua diaria que produce la corporación pública por fugas de transmisión y distribución, y otras fallas en las conexiones de servicio.

“(Tenemos) una combinación de optimizar la planta, la red de distribución y todo el sistema porque, en la medida que podamos retener esa agua para poder enfrentar periodos prolongados como estos, en medio de una sequía, pues menos probabilidad hay de que tengamos que impactar a nuestros clientes”, expresó Pagán Crespo en conferencia de prensa desde el edificio central de la AAA, en Hato Rey.

Mientras, la ingeniera explicó que los planes de interrupciones programadas para las plantas de filtros de Canóvanas, El Yunque en Río Grande y Juncos Urbano se mantienen. Para los clientes en Loíza y Canóvanas, estarán con servicio de agua potable de 5:00 a.m. a 2:00 p.m. y el resto de la tarde y noche sin agua potable.

De igual forma, debido a la merma en las aguas crudas de la planta de filtros Guzmán Arriba, ubicada en Río Grande, esta entrará mañana, viernes 24 de junio, en un plan de interrupciones por periodos de 24 horas. La interrupción de servicio comenzará a las 9:00 de la mañana con los sectores Peniel y Palma Sola en Canóvanas. Seguido por los abonados en el sector Guzmán Arriba en Río Grande”, mencionó la ingeniera.

Además, Pagán Crespo no adelantó si habrá un racionamiento a nivel general debido a la sequía. Sin embargo, compartió que los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) indican que lloverá la próxima semana.

La AAA se encuentra monitoreando los sistemas por la baja precipitación ante el informe emitido por el Monitor de Sequía hoy, jueves, que indica que el 91.96% de la isla continúa afectada por condiciones de sequía atípica y otro 68.03% por sequía moderada en la zona norte y sur.

Indicó que identificaron tres áreas —Comunicaciones, Operaciones/Proyectos y Agua No facturada —para mitigar los trabajos de la escasez de agua por la sequía y las fallas del sistema que ocasionan la pérdida física y comercial de más del 50% de la producción. Entre ellas, compartió que se han sostenido reuniones con el comité de embalse todos los martes, campañas para el ahorro de agua, rehabilitación de los pozos y el dragado en el Embalse Carraízo.

Al 30 de abril, el promedio de producción de agua en la AAA era de 520 millones de galones diarios, por lo que la pérdida física de agua es de más de la mitad (276 millones de galones).

Pagán Crespo detalló que el desglose del agua no facturada (336 galones de 520 producidos) corresponde a: 11 millones de galones de consumo autorizado no facturado (para uso interno para medición y manejo del sistema), 48.9 millones de galones en pérdida comercial y 276 millones de galones en pérdida física.

Básicamente, la pérdida física (fugas en transmisión y distribución, desórdenes de tanques…) es donde tenemos el mayor rango de pérdida”, dijo la directora de la corporación pública.

Destacó que han reducido esa pérdida física en comparación con el cierre del año fiscal 2021. “El año pasado, que cierra el 1 de julio, terminamos con una pérdida física de 56%. Ya en abril de este año, hemos logrado reducirlo un 53%. (…) Lo que estamos diciendo aquí es que la mayor parte del agua que producimos, de ella, hemos podido recuperar 35 millones de galones diarios”, dijo Pagán Crespo.

En torno a la pérdida comercial —en los que se encuentran los casos de hurto, de impresición de los metros y errores en el manejo de datos —, el vicepresidente de planificación de la AAA, Arnaldo Jiménez Acevedo, indicó que hubo un aumento de 11% en comparación con el pasado año fiscal.

Además, explicó que los contadores vigentes, que son mecánicos, tienen una degradación interna que provoca que registren menos consumo de lo que los clientes están realmente teniendo. Adelantó que se disponen durante el primer trimestre del próximo año fiscal (2023) a tener un proyecto piloto con varias compañías de tecnología para escoger la mejor y utilizar los $330 millones aprobados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) para cambiarlos por medidores inteligentes.

En la medida que pasan los años, los contadores se van degradando. Ahora mismo, tenemos 1.5 millones de contadores y cerca de 1.2 millones de clientes activos. La vida útil de nuestros contadores mecánicos es de cinco a 10 años. Muchos de ellos han sobrepasado por cuatro o cinco años”, sostuvo Jiménez Acevedo.

La presidenta de la AAA reiteró su llamado a la conservación del agua y destacó que los esfuerzos que realiza la AAA para mitigar la situación son la reparación de salideros y fugas a través de todo Puerto Rico.

Nosotros seguimos operando con normalidad. Vuelvo e insisto. Estamos cobrando lo que el cliente consume. Lo de la pérdida del agua es un asunto del gobierno. Estamos invirtiendo una cantidad de dinero sustancial para poder disminuirla en el menor tiempo posible”, insistió Pagán Crespo.

💬Ver comentarios