El presidente de la UTIER insistió en su oposición al contrato de LUMA Energy, mientras un grupo se manifestaba en las afueras del Capitolio.

Varios cientos de manifestantes se unieron en el lado norte del Capitolio para protestar contra políticas del gobierno, al tiempo que el gobernador Pedro Pierluisi ofrecía su mensaje de estado.

Entre los manifestantes estaban representados varios sindicatos, grupos de pensionados, el Partido Independentista Puertorriqueño, el partido Movimiento Victoria Ciudadana, así como organizaciones feministas, comunitarias y LGBTTIQ+.

En la protesta había un grupo significativo de miembros de la UTIER, sindicato más numeroso dentro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y que este martes aprobó un voto de huelga a ejercer cuando entiendan necesario, en protesta contra el contrato que entrega las operaciones de transmisión y distribución de la corporación pública al consorcio internacional LUMA Energy.

“Lo que venimos a decirle al gobernador es que el contrato de LUMA no beneficia al pueblo de Puerto Rico. Él se comprometió no solamente con revisarlo sino con enmendar ese contrato, y no hemos visto ninguna actitud proactiva en esa dirección”, expresó Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER. “La Autoridad hay que transformarla, sin lugar a dudas. Pero no hay que traer un remedio que sea peor que la enfermedad. Vamos a perder el control de la industria eléctrica y mañana LUMA se va, que no invierte ni un centavo y no tiene razones por que quedarse, y nos quedamos sin industria eléctrica y más el aumento que va a conllevar este tipo de contrato”.

Durante la protesta, una y otra vez, los manifestantes exigieron atención a temas como la cancelación del contrato de LUMA, no más recortes para los jubilados, atención a problemas sociales, atención a los reclamos de Vieques y Culebra de mejor transportación marítima y servicios médicos, atención a la educación, combatir la pobreza, entre otros.

Pasado un rato de que iniciara el mensaje, Figueroa Jaramillo dijo sentirse decepcionado de las expresiones del gobernador.

“Tenía la esperanza que fuera un gobernador distinto. Volvió con eslóganes de cosas que no ha podido especificar cómo las va a hacer. Habló de aportar al sistema de retiro. ¿Cómo lo va a hacer? No lo especificó. Dijo que los derechos se iban a mantener. ¡Falso! La evidencia que hay pública es que los derechos no se están manteniendo. Creo que el gobernador se convirtió, lamentablemente, en un gobernador de eslóganes y no de hechos”, opinó el líder sindical, agregando que “parece que dejan un libreto debajo del escritorio en Fortaleza para repetir lo mismo”, refiriéndose a que volvía a hacer promesas vacías como sus predecesores.

Figueroa Jaramillo añadió que LUMA no va tener la capacidad para operar sin el respaldo de los obreros, y agregó que esperaba que las manifestaciones, “que van a seguir ocurriendo”, convenzan a los políticos “que todavía siguen invirtiendo en un contrato que es malo para el pueblo de Puerto Rico”.

Agregó que, más allá del asunto de LUMA, el gobernador tampoco atendió “la situación de Vieques y Culebra, con cosas concretas, no con un contrato de APP (Alianza Público Privada), el hospital de Vieques, el problema de la educación que están pasando nuestros niños con el problema pandémico, la situación de las carreteras, la situación de los sistemas de retiro, el retiro digno, cuál es la postura de él. Ninguna”.

La manifestación transcurrió sin incidentes, y concluyó incluso antes de que el gobernador terminara su mensaje. Solamente se interrumpió el tráfico por algunas horas en el lado norte del Capitolio.

💬Ver comentarios