Soldados en Indonesia retiran los cadáveres de víctimas de un tsunami que afectó un complejo turístico costero en Tanjung Lesung, Indonesia. (semisquare-x3)
Soldados en Indonesia retiran los cadáveres de víctimas de un tsunami que afectó un complejo turístico costero en Tanjung Lesung, Indonesia. (AP / Achmad Ibrahim)

Los médicos trabajaban para ayudar a los sobrevivientes, y cientos de personas buscaban a más víctimas en playas repletas de escombros el lunes tras el paso de un tsunami que destruyó casas, hoteles y otras construcciones al golpear sorpresivamente en la oscuridad en una región de Indonesia.

Las olas que arrastraron a gente aterrorizada hacia el mar el sábado por la noche en el Estrecho de la Sonda se produjeron tras una erupción y posible deslave en Anak Krakatau, una de las islas volcánicas de fama más siniestra en el mundo.

Al menos 373 personas murieron, 1,459 resultaron heridas y 128 están desaparecidas en la costa oeste de la isla de Java y la costa sur de la isla de Sumatra. La cifra de muertos podría aumentar cuando las autoridades reciban la información de todas las zonas afectadas.

La Asociación Médica de Indonesia indicó que enviará a más doctores y equipo especializado, y que muchos de los heridos requieren de la atención de ortopedistas y neurocirujanos. La mayoría de los pacientes son turistas nacionales que visitaban la playa el fin de semana, que sería largo por la Navidad.

Indonesia advierte de la posibilidad de otro tsunami en sus costas

Las autoridades mantienen vigilada la continua actividad del volcán Anak Krakatoa, ubicado en medio del estrecho, cuya erupción hace dos días provocó un corrimiento de tierra submarino que originó el tsunami, según los geólogos del país. 

En una entrevista con Kompas TV, Sutopo Purwo Nugroho, jefe de relaciones públicas de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres de Indonesia, dijo que los funcionarios están analizando si existe la posibilidad de otro tsunami, luego del fenómeno del sábado en el Estrecho de Sunda.

"Estamos advirtiendo a las personas que permanezcan cautelosas", dijo Sutopo. "Las agencias continúan analizando la causas, de por qué y cómo ocurrió el tsunami, y si existe la posibilidad de que ocurra otro tsunami debido a que el volcán Krakatoa continúa erupcionando, lo que podría provocar otro tsunami", agregó.

El sábado en la noche no hubo temblor alguno que alertara a la gente que llegaría un tsunami.

El tsunami fue el segundo que se cobra el número más alto de vidas en Indonesia este año, aunque el que azotó el 28 de septiembre la isla de Célebes estuvo acompañado de un poderosos sismo que alertó a los habitantes de que vendrían las olas.


💬Ver 0 comentarios