La cifra de muertos por el paso del huracán Dorian por el noroeste de Bahamas alcanza al menos los 60 fallecidos. (AP/Ramon Espinosa)

San Juan - El gobierno de Bahamas valora decretar el toque de queda en las Ábaco debido al incremento de la actividad criminal tras el paso del huracán Dorian, anunció este viernes en conferencia de prensa el primer ministro del archipiélago atlántico, Hubert Minnis.

El funcionario indicó que el Ejecutivo discutirá el asunto la próxima semana, tras destacar su descontento por la situación de inseguridad que se vive en ese área del noroeste de Bahamas y la cantidad de agentes de las fuerzas de seguridad sobre el terreno.

El área fue devastada por el ciclón hace cerca de un mes, fecha desde la que la seguridad se ha convertido en un grave problema para muchos lugareños que aún viven en las ruinas de Marsh Harbour y las comunidades circundantes.

Minnis había declarado previamente que quería otros 150 agentes del orden sobre el terreno, lo que repitió al reunirse con los responsables policiales en las Ábaco el pasado miércoles.

El primer ministro de Bahamas insistió en que se necesitan más agentes de la Policía en la calle, tras reconocer que residentes en las Ábaco sienten miedo y denuncian continuos actos de saqueo.

"Tenemos que movilizar a miembros de las fuerzas de defensa retirados", indicó, además de apuntar que el toque de queda es una medida necesaria.

Sobre la falta de presencia visible de agentes de la Policía en las calles de las Ábaco, dijo que eso es lo que se va a abordar con los miembros de su gabinete la próxima semana.

"Tenemos que llenar las calles de agentes de Policía para garantizar la seguridad", precisó.

Inmediatamente después del paso del huracán Dorian hubo informaciones de saqueos en las Ábaco, corroboradas por residentes que afirmaron que los delincuentes no solo saquearon tiendas, sino también viviendas.

La cifra de muertos por el paso del huracán Dorian por el noroeste de Bahamas alcanza al menos los 60 fallecidos, cantidad provisional que se espera aumente dado que permanecen desaparecidas cientos de personas.

Además, los daños materiales rondan los $7,000 millones, según las estimaciones oficiales.

El paso del ciclón sobre el noroeste de Bahamas provocó además que el Gobierno intensificará su presión sobre los inmigrantes en situación irregular, principalmente de origen haitiano.


💬Ver 0 comentarios