niño de 2 años que cayó a un pozo en Málaga. (semisquare-x3)
El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Bernardo Molto, atiende a los medios de comunicación para informar de las labores de rescate del niño de 2 años que cayó a un pozo en Málaga. (EFE)

Más de un centenar de bomberos y rescatistas buscaban este lunes a un niño de dos años que cayó a un profundo y estrecho pozo el domingo en el sur de España.

Los bomberos encontraron la bolsa de dulces que llevaba el niño cuando desapareció a primera hora de la tarde del domingo, explicó la subdelegada del gobierno en la provincia de Málaga, María Gámez.

Los rescatistas creen que el niño cayó dentro del pozo de 110 metros (360 pies) de profundidad y 25 centímetros de ancho (9.8 pulgadas) ubicado en una zona montañosa próxima a la localidad de Totalán luego de alejarse de sus padres.

El pozo, que es demasiado estrecho para permitir la entrada de un adulto, se abrió un mes antes durante trabajos de prospección de agua y no estaba cubierto ni protegido, según reportaron medios locales.

Según informa el diario El País los bomberos han hallado gracias a una cámara el primer rastro de Yulen. La cámara ha topado a casi 80 metros (262 pies) de profundidad con un tapón de tierra, una obturación del hoyo, posiblemente fruto de un desprendimiento, bajo el cual los equipos de rescate temen que se encuentre el menor.

Los rescatistas están tratando de no bloquear el escaso diámetro del pozo con la tierra que cae durante las labores de búsqueda, agregó Gámez.

Los equipos de rescate analizan "todas las alternativas posibles para acceder, localizar y rescatar" al pequeño, afirmó hoy la subdelegada del gobierno en la provincia de Málaga, María Gámez, una tarea que es "técnicamente muy complicada".

No se trata solo de llegar hasta el fondo del pozo, sino de "conservar el hueco por el que se debe rescatar" al niño, por lo que no se desecha ninguna alternativa, explicó Gámez.

En las últimas horas, los efectivos han hallado una bolsa de golosinas y también han extraído un vaso del pozo, aunque por el momento no se ha obtenido ninguna imagen que constate la presencia del niño.

En la tarde de ayer, el padre del pequeño y los servicios de emergencia avisaron a la Guardia Civil (Policía) de que el niño había caído por el agujero ubicado en una finca privada en la sierra de Málaga.

En el despliegue participan bomberos, Protección Civil y submarinistas y equipos especializados en rescate de la Guardia Civil, así como empresas privadas que están facilitando maquinaria para facilitar la búsqueda.


💬Ver 0 comentarios