Restos del fuselaje del avión de Ethiopian Airlines siniestrado el pasado domingo cerca del aeropuerto de la ciudad de Adís Abeba, Etiopía. (semisquare-x3)
Restos del fuselaje del avión de Ethiopian Airlines siniestrado el pasado domingo cerca del aeropuerto de la ciudad de Adís Abeba, Etiopía. (EFE)

Las “cajas negras” del Boeing que se estrelló con 157 personas a bordo en Etiopía serán enviadas a Europa para su análisis, confirmó un vocero de Ethiopian Airlines este miércoles, mientras gran parte del mundo suspendía o prohibía los vuelos con el modelo siniestrado y las familias de las víctimas llegaban al lugar de la tragedia.

"Dado que nosotros no tenemos las capacidades técnicas y la experiencia en la materia, las cajas negras se mandarán al extranjero para su análisis", añadió el responsable de relaciones públicas de la aerolínea, Biniyam Demsie.

Hasta este momento, no se ha decidido ni cuándo ni a qué país se llevarán esos aparatos que registran la actividad de los instrumentos del avión y las conversaciones de los tripulantes, indicó el portavoz.

Las cajas negras pueden ser cruciales para aclarar la causa del accidente del Boeing 737 MAX 8 que el pasado domingo se estrelló pocos minutos después de despegar del Aeropuerto Internacional Bole de Adís Abeba, con rumbo a Nairobi.

A los seis minutos de vuelo, el pilotó reportó "dificultades" y solicitó regresar al aeropuerto etíope, petición que le fue concedida, pero el avión se estrelló a unos 42 kilómetros (26 millas) al sudeste de Adís Abeba, causando la muerte de todos sus ocupantes.

Los 157 fallecidos pertenecían a 35 nacionalidades, sobre todo de Kenia, Etiopía y Canadá, además de 22 miembros de varias agencias de las Naciones Unidas.

Aunque algunos expertos en aviación advirtieron que no deben sacarse conclusiones hasta que no haya más información sobre el último caso, gran parte del mundo, incluyendo la Unión Europea, suspendió los vuelos del cuestionado avión de Boeing o vetó su presencia en su espacio aéreo. Ethiopian Airlines, que está considerada la aerolínea mejor gestionada de África, paró temporalmente los otros cuatro 737 Max 8 de su flota.

Esto deja a Estados Unidos como uno de los pocos que siguen operando con el avión.

"Causas similares pueden haber contribuido a los dos siniestros”, dijeron los reguladores europeos refiriéndose al accidente del avión de Lion Air en Indonesia que causó 189 muertos el año pasado.

El accidente ocurrió después de que, en octubre de 2018, otro Boeing 737 MAX 8 de la compañía Lion Air se estrellara en Indonesia a los 12 minutos de despegar, según una de las cajas negras por fallos en el sistema automático, causando 189 muertos. 

Por su parte, la multinacional estadounidense Boeing dijo que no hay motivos para suspender los vuelos con el popular avión y apuntó que no tiene intención de emitir nuevas recomendaciones sobre el aeroplano a sus clientes.

El director general de la compañía, Dennis Muilenburg, habló con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y reiteró que el avión es seguro, añadió Boeing. Su equipo técnico se unió a expertos aéreos estadounidenses, israelíes, keniatas y de otros países en la investigación dirigida por las autoridades etíopes.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos también respaldó la fiabilidad del avión y apuntó que estaba revisando todos los datos disponibles. “Hasta ahora, nuestra revisión no muestra problemas sistémicos de funcionamiento ni proporciona ninguna base para ordenar la paralización del avión”, dijo el administrador en funciones de la agencia, Daniel K. Elwell, en un comunicado. "Tampoco otras autoridades de aviación civil nos han proporcionado datos que justifiquen esa acción”.

Según algunos expertos, encontrar respuestas a este accidente podría llevar meses.

Un piloto etíope que vio el lugar del accidente minutos después de que ocurriese dijo que el avión parecía haber "caído directamente al suelo”.

Ethiopian Airlines es la mayor aerolínea de África, con numerosos vuelos no solo a destinos internacionales sino también dentro del propio continente, y con una muy buena reputación de seguridad aérea.

El último accidente registrado de esta compañía sucedió el 25 de enero de 2010, cuando un Boeing 737-800 cayó en el mar Mediterráneo, poco después de haber iniciado su viaje desde Beirut a Adís Abeba, y provocó la muerte de 90 personas.


💬Ver 0 comentarios