(semisquare-x3)
El huracán afectó entre jueves y viernes la zona Beira en Mozambique. (AP)

Maputo - La cuarta ciudad más grande de Mozambique, Beira, quedó destruida en un 90% a causa del paso del ciclón Idai, informó hoy la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), en referencia a un desastre natural que causó en los últimos días cerca de 200 muertos en el suroeste de África.

"La situación es terrible, la magnitud de la devastación es enorme. Parece que el 90 por ciento del área está completamente destruida", dijo el líder del equipo de evaluación de FICR en Beira, Jamie LeSueur, en un comunicado difundido este lunes.

El equipo del FICR llegó el domingo a la zona, después del impacto del huracán categoría 3 entre el 14 y el 15 de marzo, lo que llevó a cerrar el aeropuerto de esta ciudad y algunas de sus carreteras a causa de las inundaciones.

"Mientras que el impacto físico de Ida está empezando a emerger, las consecuencias humanas todavía no están claras", subrayó en la nota la FICR, que puntualizó que "casi todo está destruido", incluidas las líneas de comunicación y las carreteras, lo que dejó incomunicadas algunas ciudades.

Según LeSueur, Beira, que cuenta una población de algo más de medio millón de habitantes, fue duramente golpeada, aunque la situación fuera de la ciudad "podría ser incluso peor".

En Mozambique, la cifra de muertos provisionales asciende a 73, según datos del Gobierno difundidas este domingo, mientras que en Zimbabue, el número asciende a 64 y en Malaui se produjeron al menos 56 fallecimientos.

Sin embargo, se espera que estas cifras aumenten en los tres países, donde 1.6 millones de personas viven en áreas afectadas por el viento y las lluvias, según estimaciones de la Oficina de la ONU para la Infancia (Unicef).

El ciclón Idai, con vientos de 140 mph, llegó al litoral de Mozambique, a unos 300 kilómetros al este de Zimbabue, el pasado jueves por la noche y dañó gravemente la ciudad costera de Beira, lo que provocó entonces la muerte de al menos 19 personas y conllevó el corte de la electricidad y las comunicaciones a sus 500,000 residentes.

El huracán se trasladó hacia el oeste de Zimbabue el viernes y dejó aislados a alumnos de un internado en Chimanimani, una zona que también recibe a turistas por su cercanía con un parque nacional.

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, declaró como un desastre el impacto del ciclón Idai y dijo que la respuesta del Gobierno está siendo coordinada por el Departamento de Protección Civil (DCP) a través de los comités de protección civil nacional, provincial y de distrito, con el apoyo de socios humanitarios.

La ONU y sus socios humanitarios en Mozambique han hecho un llamamiento para recaudar $40.8 millones, con el fin de brindar ayuda urgente a este país, aunque todavía no han podido estimar con exactitud los daños causados por este desastre natural.


💬Ver 0 comentarios