(semisquare-x3)
Rescatistas buscan víctimas del accidente del avión de Lion Air en las aguas de Tanjung Karawang, Indonesia. (AP)

Las autoridades de Indonesia dijeron que no esperan que haya supervivientes del avión de la aerolínea Lion Air que con 188 personas a bordo se estrelló en el mar de Java pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta.

"Mi predicción es que nadie ha sobrevivido", declaró a los medios locales el general de brigada Bambang Suryo Aji, de la agencia de búsqueda y rescate Basarna, en Yakarta.

Los equipos de rescate han encontrado los primeros cadáveres entre partes del avión destrozado que flotan en el mar de Java en una zona a unos ocho kilómetros (5 millas) al este de la península de Tanjung Karawang, lugar donde el aparato desapareció de los radares.

El operativo lanzado para localizar a los ocupantes del Boeing 737 siniestrado no han localizado ningún superviviente hasta el momento, indicó el jefe de las operaciones de Emergencia de Indonesia, Agus Hariono.

El subdirector de la Agencia Nacional de Búsqueda y Recate, Nugroho Budi Wiryanto, indicó que cerca de 300 personas, incluyendo soldados, policías y pescadores de la región, participaban en las tareas de búsqueda.

Al menos una docena de ambulancias se encuentran estacionadas en una playa cercana.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ordenó a la comisión de seguridad del transporte investigar el incidente y pidió a los indonesios "seguir rezando" mientras los grupos de rescate continúan buscando a las víctimas.

Un funcionario del transporte aéreo, Novie Riyanto, indicó que el vuelo había recibido autorización para regresar a Yakarta luego que el piloto hiciera una petición de “volver a la base” dos o tres minutos después de su despegue. Las condiciones climatológicas eran normales pero la recién adquirida aeronave había presentado cuestiones técnicas en un vuelo previo.

Las aguas donde se precipitó el avión son una marea de escombros con centenares de piezas del fuselaje y pertenencias de los viajeros.

El vuelo JT 610 de la compañía indonesia se estrelló unos 13 minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta rumbo a Pangkal Pinang, en la isla de Bangka.

En la aeronave viajaban 181 pasajeros -entre ellos dos bebés y un niño- y siete tripulantes -dos pilotos y cinco auxiliares de vuelo-, según las cifras oficiales.

Aunque otras autoridades aumentan a seis los asistentes de vuelo y 189 las víctimas.


💬Ver 0 comentarios