(horizontal-x3)
Los pacientes en estado vegetativo en el Reino Unido podrán ser desconectados sin necesidad de solicitar un permiso legal, siempre y cuando haya mutuo acuerdo entre familiares y médicos. (Archivo / GFR Media)

El máximo tribunal británico falló este lunes que la familia de un paciente que se encuentra en estado vegetativo no necesita la autorización de un tribunal para desconectar las máquinas que mantienen al paciente con vida.

Los pacientes en estado vegetativo en el Reino Unido podrán ser desconectados sin necesidad de solicitar un permiso legal, siempre y cuando haya mutuo acuerdo entre familiares y médicos.

El histórico fallo vino a raíz del caso de un hombre que sufrió una lesión cerebral. El hombre de 52 años, identificado sólo “Señor Y”, ha estado en coma desde que sufrió un ataque cardíaco. Los expertos coincidieron en que, aún si se despertaba, tendría graves discapacidades el resto de su vida.

El caso terminó en los tribunales porque el "Señor Y" no había dejado documentos con directrices sobre qué hacer en ese caso, pero la familia estaba segura de que no hubiera querido vivir así.

El "Señor Y" murió antes de que el caso llegara al tribunal, pero el caso continuó debido a su importancia.

Hasta ahora, para poner fin a la vida de un enfermo en estado vegetativo permanente era necesario acudir al Tribunal de Protección británico, que daba el consentimiento legal.

La decisión de este tribunal podía tardar en llegar meses o incluso años y suponía un coste de cerca de 50,000 libras (unos $65,500).

Los jueces del Supremo opinan en su fallo que un acuerdo mutuo entre las familias y los médicos es suficiente para garantizar "la confianza pública" en la decisión adoptada.


💬Ver 0 comentarios