La violación y el asesinato de un niño de siete años indigna a Colombia (semisquare-x3)
El cuerpo del niño tenía tres heridas de arma blanca en el tórax y señales de abuso sexual. (Policía Colombia / Twitter)

De acuerdo con los informes emitidos por el área de Medicina Legal del Colombia, la necropsia realizada al niño Hans Tafur, de 7 años, quien apareció muerto en la localidad de Samaná, en Caldas (centro) este miércoles, determinó que el cuerpo tenía tres heridas de arma blanca en el tórax y señales de abuso sexual.

La hipótesis inicial señalaba  que el niño había fallecido al caer a un caño ubicado en la parte posterior de la casa de su abuela, en Samaná.

"Fue un hecho violento pues tiene tres lesiones con arma cortopunzante a nivel del tórax que dañaron sus órganos internos. Hubo acceso carnal violento contra el niño, y todo el conjunto, le causó la muerte", informó Carlos Alberto Piedrahita, secretario de gobierno de Caldas,al diario El Tiempo.

El funcionario indicó, además, que se delegó a un fiscal destacado para el caso.

El niño había llegado al corregimiento de San Diego (Samaná) hace varios días para visitar a su abuela, el 22 de diciembre salió a jugar fútbol y rezar la novena al parque principal de la zona.

Las autoridades señalaron preliminarmente que al retorno a la casa de su abuela había mucha oscuridad y no regresó a casa, por lo que se reportó su desaparición.

De igual forma, el exministro de Defensa y exembajador en Washington Juan Carlos Pinzón lamentó el asesinato y en su cuenta de Twitter exigió acciones más duras.

"A un monstruo capaz de abusar y asesinar un niño: ¿cadena perpetua o pena de muerte? Es hora de actuar, cuantos casos más hacen falta. En esta época deberíamos estar hablando de consentir y educar a los niños", señaló Pinzón.

A esta condena se sumó la del alcalde de Manizales, capital departamental de Caldas, Octavio Cardona, quien en la misma red social afirmó que el hecho "sólo genera dolor, tristeza, indignación e impotencia", por lo que consideró "urgente" encontrar a los responsables.

El niño era oriundo de La Dorada, también en Caldas, y pasaría toda la temporada de fin de año en Samaná.

Tras ser reportado como desaparecido, las autoridades emprendieron la búsqueda del menor hasta que el miércoles su cuerpo fue hallado por un campesino en cercanías a la casa de su abuela.


💬Ver 0 comentarios