El accidente del avión de Ethiopian Airlines se cobró la vida de 157 personas. (AP / Archivo) (semisquare-x3)
El accidente del avión de Ethiopian Airlines se cobró la vida de 157 personas. (AP / Archivo)

Pocos días después de que un avión Boeing 737 Max de Lion Air se estrelló en Indonesia, un piloto de Ethiopian Airlines imploró a sus jefes mayor entrenamiento para navegar esas naves, advirtiendo que en caso de una crisis la tripulación podría verse abrumada y que el próximo avión en sufrir igual suerte podría ser de su compañía.

"Nos estamos arriesgando demasiado”, escribió el piloto, Bernd Kai von Hoesslin en un correo electrónico en diciembre obtenido por The Associated Press. Añadió que suenan varias alarmas en la cabina “con seguridad nos estrellaremos”.

No se sabe qué hizo Ethiopian Airlines tras recibir tales advertencias, y si éstas marcaron diferencia alguna es algo en disputa. Pero en pocas semanas un avión Max de Ethiopian Airlines se estrelló después de que sonaron múltiples alarmas en la cabina y los pilotos se esforzaron por arreglar un desperfecto en el sistema automático. Murieron los 157 ocupantes de la nave.

Si bien la atención mundial se ha centrado en los sistemas automáticos de los aviones Max desde las dos caídas, las inquietudes expresadas por von Hoesslin se han sumado al debate sobre si hubo error del piloto y sobre los pilotos de Ethiopian Airlines estaban realmente preparados para evitar un desastre.

Von Hoesslin, ciudadano canadiense que renunció de Ethiopian el mes pasado, argumentó en tres correos electrónicos enviados a gerentes de la aerolínea que las tripulaciones de los aviones Max deberían recibir más entrenamiento sobre el funcionamiento del sistema. Añadió que además, se debería enseñar a los pilotos cómo apagar el mecanismo automático para que puedan cambiar a un uso manual en caso necesario. La revelación de los correos electrónicos de Von Hoesslin fue reportada inicialmente por Bloomberg.

El sistema automático de los aviones Max empuja hacia abajo la punta de la aeronave si hay riesgo de quedar sin aceleración. En las dos caídas recientes, el sistema automático falló y los pilotos no pudieron recuperar el control manual de la nave.

Según los mensajes obtenidos por la AP, Ethiopian respondió a la caída del avión de Lion Air ocurrida el 29 de octubre con mensajes que contenían directrices de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos y de Boeing, sobre qué hacer si fallaba el sistema automático. Otros pilotos de Ethiopian que hablaron con la AP indicaron que esos emails no incluían pedido alguno de que los pilotos confirmen que hayan leído y entendido las instrucciones, y no hubo entrenamiento adicional.

"Ethiopian Airlines es una aerolínea de rápida expansión con tripulaciones de muy escasa experiencia”, dice von Hoesslin en documentos obtenidos por AP. "Es imperativo que a esas tripulaciones se le den instrucciones fáciles de entender, para estar seguros de que las hayan comprendido”.


💬Ver 0 comentarios