Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Bajo el concepto de lo que llamó una nueva mayoría, Bernier buscó apelar directamente a los electores que se proponen votar por los candidatos independientes. (Archivo/ GFR Media)

El candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, pidió hoy al electorado “un voto de confianza” con un aval en las urnas para así cambiar el rumbo de Puerto Rico y encaminar una “reforma política”.

Bajo el concepto de lo que llamó una nueva mayoría, Bernier buscó apelar directamente a los electores que se proponen votar por los candidatos independientes a la gobernación Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro, a quienes los invitó a formar parte de su gobierno, de prevalecer el próximo 8 de noviembre.

Aseguró que votar por uno de ellos equivale a un apoyo para el candidato del Partido Nuevo Progresista, Ricardo Rosselló, a quien le atribuyó varios de los problemas del país como la corrupción y el fanatismo político. Un mensaje que, según había anticipado Ferdinand Mercado, director de campaña de Bernier a El Nuevo Día, dominará la contienda.

“Tanto Alexandra Lúgaro como Manolo Cidre han aportado ideas importantes y su mensaje ha llamado la atención a mucha gente. Pero la verdad es que un voto por ellos no castigará a los que te fallaron, sino todo lo contrario. Te arriesgas a poner las riendas del país en manos de una persona que representa todo lo que repudias: la manipulación, el fanatismo político, la corrupción, las mentiras y una agenda anti-puertorriqueñista y ese es Ricardo Rosselló. El que atenta contra ti, tu empleo, tu bolsillo, tu pensión, la integridad de tu país y la calidad de vida de todos los puertorriqueños”, dijo Bernier en un mensaje televisivo.

“Vamos a trabajar con personas de todas las ideologías y criterios políticos: estadolibristas, independentistas y estadistas, junto con los candidatos independientes, Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre, a quienes invito sean activos colaboradores en mi gobierno, para lograr los cambios que tu deseas”, agregó.

El exsecretario de Estado se planteó como una opción para el electorado no afiliado o aquellos con intención de votar por Cidre y Lúgaro, indicando que al igual que muchos electores, está “indignado y cansado con las actitudes de la política tradicional”.

Sin mencionar el nombre del expresidente cameral, Jaime Perelló, recordó al elector que le pidió la salida de la dirección de ese cuerpo, combatiendo así la corrupción incluso dentro de su partido.

“Al igual que los candidatos independientes que presentaron sus candidaturas a la gobernación, estoy indignado y cansado con las actitudes de la política tradicional. La diferencia es que yo lo hice dentro de mi partido, sin miedo a los retos que he enfrentado y seguiré enfrentado”, dijo.

“Por eso, te pido que canalices tu insatisfacción a través del único candidato que ha atacado de frente a la corrupción, aún dentro de su propio partido, y lo continuará haciendo como gobernador. Vamos a poner en marcha un nuevo sistema electoral donde puedas votar por lo crees y puedas impedir lo que temes, siendo fiel a tus convicciones”, destacó Bernier.

No de Lúgaro y Cidre

De inmediato, tanto Lúgaro como Cidre rechazaron la oferta de Bernier. 

“Los candidatos de los  partidos tradicionales insisten en pensar que la indignación del pueblo y que el voto por Manuel Cidre responde al candidato per se y la realidad es que –tarde- pero se enteraron que los partidos políticos son los que verdaderamente mandan por encima del gobernador electo de su partido”, dijo Cidre en entrevista telefónica.

Por su parte, Lúgaro interpretó el mensaje de Bernier como una muestra clara “del crecimiento sostenido”.

“Es lo único que explica que a una semana de las elecciones, el candidato del PPD, esté haciendo este llamado. Es la primera vez en la historia política moderna de este país que los partidos tradicionales sienten el calor de una candidatura que los amenaza de esta manera. El desespero ha llegado a tal nivel que tienen que acudir a amedrentar a los ciudadanos y tratar de evitar que voten no por el menos malo sino por la mejor candidata”, dijo Lúgaro.

“Tengan muy claro: Si gana Bernier, gana el PPD y sus amigos, los que tienen favores pendientes. Si gana Ricky gana el PNP y su grupito. ¿O acaso creen que David va a cumplir con lo que han prometido decenas de candidatos de su partido antes de él? Por favor. Ya pasamos esa etapa de ignorancia, por eso están donde están. El llamado que yo hago es: esta vez Puerto Rico se planta frente a la decisión de si seguiremos conformándonos con el menos malo por miedo a perder, o si tendremos la valentía de salir a ejercer nuestra voluntad y con ello cambiar las cosas. Esta vez no tiene que ganar ni el PPD ni el PNP. Esta vez ganaremos todos”, agregó.


💬Ver 0 comentarios